Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez investiga si la concesión del hipódromo de Mijas fue irregular

El Juzgado de Instrucción número 8 de Fuengirola tiene abiertas diligencias penales para averiguar si el alcalde de Mijas, el socialista Agustín Moreno, pudo cometer presuntos delitos de prevaricación y tráfico de influencias en la concesión de la explotación del hipódromo municipal a la sociedad Carrera Entertainment Corporation S.A.

El ex alcalde Antonio Maldonado y Nuria López, actuales concejales del Partido Socialdemócrata de Mijas (PSM) pusieron en el mes de noviembre una querella criminal que el juzgado ha admitido a trámite en la que se acusa también al consejero delegado de la sociedad concesionaria, Robert Marni.

Según la denuncia, la concesión de la gestión y explotación del hipódromo se realizó el 9 de diciembre de 2003, y seis días más tarde se firmó el contrato de arrendamiento, cuando la sociedad adjudicataria no se constituyó formalmente hasta el 23 de diciembre, fecha en la que fue inscrita en el Registro Mercantil. Los denunciantes creen que en se trató de una adjudicación "a dedo", revestida de un "halo de legalidad a todas luces artificial".

En la denuncia también se hace constar que de acuerdo a la ley autonómica, la concesión del hipódromo debió autorizarla previamente la consejería de Gobernación, trámite que en este caso se obvió.

La tarifa de la concesión se fijó en 90.151 euros anuales, una cantidad que para los denunciantes resulta "irrisoria" por los beneficios de la concesionaria, que también explota las apuestas. Pero además, en los cuatro años transcurridos el Ayuntamiento de Mijas no ha recibido ninguna cantidad. El acuerdo contemplaba que el canon se podía compensar con obras de mejora que realizara la empresa, pero según la denuncia hasta ahora no se han acreditado debidamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de diciembre de 2006