Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La declaración de la renta hace aflorar más de un millón de pisos

El mayor control sobre los inmuebles en la declaración de la renta ha sacado del limbo fiscal un buen número de pisos en el último año. La Agencia Tributaria ha detectado en el último IRPF 1,1 millones de inmuebles que hasta el momento no se habían declarado. "Existían ya, pero no habían sido declarados previamente", explica Jesús Miranda, director general del Catastro. Eso arroja un total de entre 22 y 23 millones de inmuebles declarados por los 16 millones de contribuyentes que existen en España.

Además de esos pisos en propiedad, se han detectado 200.000 alquileres nuevos, lo que acerca a 1,5 millones el número de ciudadanos que dicen disponer de un piso destinado al alquiler. Estos resultados se producen a raíz de la obligación introducida en los dos últimos ejercicios fiscales (2005 y 2004) de consignar el número de referencia catastral del domicilio habitual del contribuyente (en propiedad o en alquiler) y de otros que pueda tener. El objetivo principal de la Agencia Tributaria consiste en detectar alquileres en la sombra, al cruzar los datos que ofrecen los inquilinos con los de los propietarios.

La campaña de renta de 2004 (la que se presentó en 2005) fue la primera en la que se requirió la referencia catastral, pero no ha sido hasta la última declaración de la renta (presentada este año) cuando esta medida ha arrojado resultados relevantes.

La segunda parte de este intento de la Agencia Tributaria por controlar los pisos implica a las compañías eléctricas. Éstas deben ya incluir en los nuevos contratos de suministro la referencia catastral del inmueble al que prestan servicio. Para los firmados anteriormente, disponen de varios meses (hasta mayo) para facilitarla. Hacienda persigue comprobar si pisos supuestamente vacíos lo están realmente o se destinan al alquiler en la clandestinidad.

Precios reales

El Catastro intentará facilitar a las eléctricas ese código de los inmuebles, aunque la obligación última es del ciudadano. La referencia catastral puede obtenerse de forma sencilla facilitando la dirección del inmueble en la página de Internet del Catastro (www.catastro.meh.es).

Más allá de identificar los pisos, el Catastro pretende contar con un valor de los inmuebles que corresponda más a su precio real (el valor catastral, el que se toma como referencia para el pago de impuestos, no llega en muchas ocasiones ni a la mitad del valor de mercado, según el responsable de este organismo). Partiendo de escrituras fidedignas, de ofertas de compraventa y de datos de los notarios y los registradores, se está elaborando una base de datos para determinar el precio de los inmuebles. Hacienda espera contar en 2008 con una muestra representativa de esos precios, al menos con los de los 800 municipios (el 11% del total) que concentra el 80% de los inmuebles en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de diciembre de 2006