Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LEGISLACIÓN

Las ventas de CD en Fotoprix caen de 5 a 1,4 millones con la llegada del canon

La cadena fotográfica Fotoprix vendió 5 millones de CD vírgenes en 2003. Este año no pasará de 1,4 millones. Esta es la mayor bajada de ventas de discos compactos que la cadena de tiendas de fotografía ha experimentado desde que entró en vigor la remuneración compensatoria por copia privada sobre los CD y DVD vírgenes en septiembre de 2003.

"El importe del canon es desproporcionadamente mayor al coste del producto que ha repercutido, sin duda, en nuestras ventas", asegura Francisco Ramis, director general de la empresa.

Fotoprix compra al fabricante entre 0,10 y 0,15 euros la unidad. A esta cifra hay que añadir los 0,21 euros de canon, el 16% del IVA y entre el 15% y el 25% de margen comercial bruto que se lleva la tienda por su venta al consumidor, que incluye distribución, marketing...

Dice Ramis: "El problema, no es tanto el incremento de costes, porque todos los vendedores estamos igual y al final lo paga el cliente, sino el fraude que se genera en el mercado. Hay sociedades que venden por debajo del coste del CD. Ellos dicen que cargan el canon, pero es imposible porque venden la unidad a 0,26 euros y nadie se cree que compren al mayor por 0,05 euros. Además, ¿cómo pagan los royalties por la patente?".

Grabar fotos

Entre sus múltiples ofertas al consumidor, la cadena de tiendas ofrece dos servicios, uno para grabar las fotografías de los carretes analógicos y otro para transferir ficheros de las tarjetas de memoria, a los CD.

"En 2005 compramos otros 400.000 discos compactos destinados exclusivamente a almacenar fotografías privadas de nuestros clientes. En 2004 la cifra aún fue mayor y este año rondará las 200.000 unidades. De todos estos CD, que sirven para guardar fotografías de las vacaciones, bodas, banquetes o una fiesta privada, por poner varios ejemplos, también pagamos 0,21 euros de canon por unidad aunque, sin duda, no contienen obras protegidas por los derechos de autor. La ley no es justa y debería establecer excepciones en algunos ámbitos", dice Ramis.

Todo ello, sin contar el pago por las copias de seguridad en CD que periódicamente realizan por si falla la conexión a Internet entre sus 263 tiendas -propias y franquicias- con el laboratorio durante la transmisión de fotografías reveladas.

FOTOPRIX: www.fotoprix.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de diciembre de 2006