Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tres versiones de la pintura se dan cita en la 'Gran Manzana'

"Cuando los artistas hacían una obra impactante, el público le reclamaba que volviera a pintar otra vez lo mismo. En algunos casos hay variaciones, pero en El niño Jesús se hiere con la corona de espinas en la casa de Nazareth los, Zurbarán copió la pintura y mantuvo las proporciones que son en torno a 200x230 centímetros", explicaba ayer Enrique Valvidieso, experto en pintura barroca Sevillana.

De esas tres copias la única que está firmada y fechada, en 1644, es la que pertenece a un coleccionista español y que actualmente se encuentra en el Museo Guggenheim de Nueva York, ya que forma parte de la exposición temporal Pintura española. Del Greco a Picasso. "Este lienzo pertenecía al convento de la Visitación de Madrid -actualmente Salesas Reales- y después pasó a manos privadas, pero durante la Guerra Civil alguien rajó las caras de la Virgen y el Niño y es el que se conserva peor", explica Valdivieso. Da la casualidad de que la pintura que pertenece al Museo de Cleveland (Ohio), también puede verse actualmente en Nueva York, en una muestra que la Frick Collection ofrece con las obras maestras Cleveland porque el museo está en obras.

De esta forma las tres obras del mismo tema que Zurbarán realizó en la plenitud de su carrera, que los expertos sitúan entre 1640 y 1650, coincidirán en Nueva York el mes próximo, aunque el destino de una de ellas no se conocerá hasta el 25 o 26 de enero, días en los que Sotheby's ha anunciado que sacará a subasta la pintura. En el caso de que el Estado español decida acudir a la subasta lo hará como un coleccionista más; ya que el derecho de tanteo y retracto que le permite tener una opción de compra preferente, no se aplica fuera de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de diciembre de 2006