Londres cede a la presión saudí en el caso de los aviones de guerra

Entre la honra y los barcos, el Reino Unido ha elegido los barcos. O mejor dicho, los aviones. El fiscal general del Reino, lord Goldsmith, anunció ayer por la tarde que ha dado órdenes a la Oficina de Grandes Fraudes (SFO en sus siglas en inglés) para que paralice las investigaciones sobre el pago de supuestos sobornos por parte de la aeronáutica británica BAE Systems para asegurarse la firma de contratos súper millonarios con Arabia Saudita.

Los saudíes habían amenazado con dar marcha atrás en la compra de 72 unidades del avión de combate europeo, Eurofighter Typhoon, y cortar la colaboración con Londres en materia antiterrorista si seguían las investigaciones, que amenazaban con desvelar el pago de cohechos a miembros de la familia real y el Gobierno de Arabia Saudí.

Más información

La decisión de renunciar a la investigación judicial ha causado indignación no sólo por lo que significa en sí mismo de aceptación de posibles prácticas corruptas pero lucrativas para el país en términos económicos y políticos, sino por el momento elegido para el anuncio: las seis de la tarde de un día en que los medios de comunicación estaban desbordados por una larga serie de noticias, desde los detalles de la muerte de cinco prostitutas al informe policial sobre la muerte de Diana de Gales y el primer interrogatorio de la historia de un primer ministro británico en ejercicio acerca de un caso de posible corrupción.

El fiscal general del Reino, lord Goldsmith, anunció en la Cámara de los Lores que el caso del Eurofighter no puede seguir adelante porque ésa es la mejor manera de proteger el interés público. Goldsmith no ocultó las derivaciones políticas del asunto al explicar que el primer ministro, Tony Blair, estaba de acuerdo con esa decisión porque la continuidad de las investigaciones "podían dañar seriamente las relaciones entre el Reino Unido y Arabia Saudí".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 14 de diciembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50