Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pueblo abandonado hace 30 años se convierte en enclave de ecoturismo

Medio Ambiente construirá un asentamiento en la aldea de Salgueiros

Un puñado de casas derruidas se convertirán en breve en la primera aldea medioambiental de Galicia. La Consellería de Medio Ambiente pretende hacer del Parque do Xurés (el más grande de Galicia, con 21.000 hectáreas) el mayor de Europa mediante su fusión con el colindante Parque do Xerés de Portugal y, de paso, transformar la antigua aldea de Salgueiros (Muíños) en un asentamiento de uso público y sostenible.

El conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, ha sacado de los cajones de su departamento el título de propiedad del pueblo, adquirido por la anterior Xunta a un grupo de particulares, para rentabilizarlo.

La aldea de Salgueiros ha tenido una historia empecinada en el abandono. Se trata de un pueblo casi fantasmagórico, enclavado en un entorno de singular belleza pero repudiado por sus habitantes, que huyeron de él hace tres décadas empujados por la dureza del clima. El poblado acabó en manos de un grupo de prohombres orensanos encabezados por el antiguo dirigente de Alianza Popular, Jaime Tejada.

El intento de rentabilizarlo con la caza del conejo y la perdiz fracasó, pero la Xunta adquirió el paraje a finales de los noventa por 100 millones de pesetas.

El entonces delegado provincial de Medio Ambiente, Agustín Prado Verdeal, a principios de 2000 introdujo una docena de cabras para avalar el asentamiento de Salgueiros en un Parque Natural.

La Xunta realizó un nuevo desembolso, pero el proyecto repoblador duró lo que las cabras tardaron en consumar la huida, como habían hecho antes los habitantes de la aldea. Prado Verdeal alimentaba el sueño del coto de caza y, cuando fue requerido, explicó así su actuación: "Nunca se compraron las cabras, nunca se pagaron, nunca se perdieron... ¿Que dónde están? Pues en el Penedo dos Cabróns, en el Xurés".

Hace unos días, el actual responsable de la Consellería de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, desempolvó el título de propiedad, visitó la zona y apreció sus infinitas posibilidades para crear en ella alojamientos para ecoturistas, aulas ambientales y de divulgación medioambiental.

Un proyecto para el que promoverá, según ha anunciado, dos escuelas taller (en Muíños y Entrimo) que acometerán los trabajos de recuperación de las viviendas y del entorno de la aldea: cerca de 3.000 hectáreas, entre fincas y monte comunal, provistas de los restos de las viviendas, molino y capilla.

"Salgueiros se convertirá en aldea ambiental", anuncia ahora el conselleiro, convencido, también, de las enormes posibilidades del enclave.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de diciembre de 2006