Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renfe se plantea reducir a un tercio los accidentes en cinco años

La compañía instalará en los trenes el sistema de seguridad europeo

Renfe se ha marcado un ambicioso objetivo para reducir la siniestralidad. En los próximos cinco años pretende reducir casi a un tercio la tasa de accidentes ferroviarios. Para ello, dotará a toda su flota del nuevo sistema de señalización y seguridad europeo ERTMS y hará más exigente la normativa de seguridad. Así consta en el contrato-programa 2006-2010 que va a firmar la empresa ferroviaria con el Estado.

El tren es el medio de transporte más seguro, pero lo va a ser más a partir de ahora. Renfe va a poner en marcha un plan de seguridad con el objetivo de reducir a casi un tercio el número de accidentes en cinco años.

Con ese objetivo va a poner en marcha un plan hasta 2010 que se basará en tres pilares: dotar a toda la flota del nuevo sistema de señalización y seguridad europeo ERTMS; la modificación de la normativa de seguridad para hacerla más exigente y la aplicación de planes de formación y programas de inspección y control.

El compromiso está incluido en el contrato-programa 2006- 2010, que regula las relaciones de la compañía ferroviaria con el Estado, y que próximamente será firmado entre ambas partes.

Los resultados de todas estas acciones se concretan en la mejora continua de la denominada Tasa de Riesgo Admisible (TRA), medida en número de accidentes de tren por millón de kilómetros recorridos por los trenes. Los valores previstos de la citada TRA para el período del contrato-programa desde los 0,072 hasta los 0,026. La medida de mayor trascendencia es la de dotar a toda la flota de trenes del sistema europeo de gestión de la circulación de trenes, ERTMS por sus siglas en inglés (European Rail Traffic Management System).

Se trata de sistema de seguridad y señalización que se implanta en las nuevas líneas ferroviarias de Alta Velocidad (AVE) que se construyen en España y Europa y, que a diferencia de los actuales, hace posible la interoperabilidad entre ambas.

Además, permite alcanzar velocidades de hasta 300 kilómetros a la hora, en sus distintos niveles de aplicación. De hecho, el retraso en la implantación del ERTMS ha sido uno de los campos de batalla de línea Madrid-Lleida.

Mayor velocidad

Su instalación el pasado 19 de mayo permitió aumentar la velocidad de la línea hasta los 250 kilómetros por hora, que en el futuro llegará hasta los 300 kilómetros por hora. Además, cuando se complete la línea hasta la frontera francesa se podrá traspasar el país galo sin necesidad de interrupciones. Renfe ya ha dado el primer paso. La compañía aprobó en su último consejo de administración una inversión de 80 millones de euros con el fin de dotar con equipos ERTMS a 217 trenes de cercanías. Actualmente, el sistema sólo funciona en la línea Madrid-Lleida. Pero ya se está trabajando para implantarlo en la línea Madrid-Sevilla.

Asimismo, adaptará la normativa, con el objetivo de modernizarla y adaptarla a los nuevos requerimientos tanto técnicos como legales, en particular al desarrollo normativo de la Ley del Sector Ferroviario de 2003.

Los equipos ofrecen información sobre el recorrido -trazado y limitaciones de velocidad, fundamentalmente- el tráfico y las características de los trenes en circulación.

Con esta información, el equipo embarcado a bordo, que maneja también las informaciones de posición y prestaciones del tren (masa, longitud, motorización), elabora un perfil de velocidad al que el tren en circulación debe ajustarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de diciembre de 2006