Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Negociación compleja

Pactar las condiciones básicas de los convenios colectivos ha propiciado la paz social en los últimos años. Patronal y sindicatos se disponen, por quinto año consecutivo, a reeditar este acuerdo, aunque la negociación se avecina más compleja que en otras ocasiones, aunque nunca ha sido un trabajo fácil.

Además de la Ley de Igualdad, en la que el Gobierno ha puesto muchas esperanzas como pilar de sus avances sociales, la reforma laboral aprobada este año mueve a los negociadores a querer incluir, por ejemplo, límites en la rotación de varios trabajadores en un mismo puesto de trabajo.

Los cambios apenas afectarán a la política salarial, una de las cuestiones fundamentales de la negociación colectiva.

Los sindicatos pretenden seguir manteniendo los criterios que han primado en negociaciones anteriores: subidas que incluyan la inflación prevista (2%), las ganancias de productividad y la desviación de la inflación por encima de lo esperado. Esta fórmula ha arrojado alzas en el entorno del 3% en los últimos ejercicios. Aunque el esquema se mantiene, Comisiones Obreras plantea una novedad para 2007.En vez de fijar subidas idénticas para todos los trabajadores, los salarios más bajos deberían crecer más para ir acortando las distancias con los más elevados.

La igualdad es un trecho que habrá de conseguirse en un tramo de tiempo razonable. El abismo entre unos y otros plantea problemas en la estructura salarial de la economía en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de diciembre de 2006