Reportaje:

Google también fracasa

La compañía cierra su servicio Answers ante la competencia de Yahoo!

"Adieu a Google Answers". Dos de sus ingenieros anunciaban así, en el blog oficial (http://googleblog.blogspot.com), la defunción de este servicio, en el que diversos expertos respondían a las preguntas de los internautas. El cierre de Google Answers es uno de los primeros fracasos de Google, y es también el primer revés que sufre la compañía de Mountain View frente a su gran rival, Yahoo!

"Google es una compañía impulsada por la innovación", explicaban Andrew Fikes y Lexxi Baugher en el blog. "Para nosotros [eso] significa intentar hacer muchas cosas nuevas todo el tiempo, y a veces significa reconsiderar nuestros objetivos para un producto concreto". La compañía ha dejado ya de aceptar preguntas en Google Answers.

La página de Yahoo! recibe 24 veces más visitas que la de Google, aunque ésta continúa siendo líder en las búsquedas

Este servicio nació hace algo más de cuatro años a partir de una idea de Larry Page, uno de los dos fundadores de Google. Trataba de responder a todas aquellas preguntas directas que tuvieran los internautas y que, por tanto, necesitaran una respuesta también directa de un humano, y no automática, como las que ofrece el buscador. El servicio era de pago (10 dólares por pregunta), y las respuestas eran contestadas por unos 800 profesionales. Por ejemplo: ¿cuántos tiranosaurios hay en un galón de gasolina?

La respuesta a esta última pregunta, por cierto, era larga y compleja, y concluía que el carbono contenido en un tiranosaurio era el equivalente a 460 galones. En Yahoo! Answers, la respuesta de uno de los internautas era mucho más simple: "56".

Y es que en el servicio que ha montado Yahoo! no contestan expertos, sino los propios usuarios. El producto carece, por tanto, de la fiabilidad de su competidora, pero tiene dos ventajas. La primera es que es gratuito. La segunda es que -y aunque puede que no fomente el conocimiento- fomenta discusiones entre los internautas.

Si se estudian las visitas a ambas páginas (véase gráfico), se comprueba que, desde hace un año, las de Google permanecen estables, lo que significa que el servicio no sólo no ha aportado tráfico a la red de la compañía, sino que es posible que le haya costado dinero, ya que Google pagaba a sus expertos entre 2 y 200 dólares por respuesta (la compañía no desglosa las cuentas de sus productos). En el caso de Yahoo!, las visitas no han dejado de crecer, y ahora multiplican por 24 a las de Google.

El fracaso de Google Answers no es el primero del gigante de Internet. La compañía ha cerrado otros servicios como el de las búsquedas que se activaban por voz. La guerra de las búsquedas, en todo caso, la sigue ganando Google. Según Nielsen-NetRatings, en cotubre, los internautas estadounidenses habían realizado el 49,6% de sus búsquedas en Google, y un 23,9% en las de Yahoo!.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de diciembre de 2006.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50