Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SEGUROS

Rescates a la vista

Si las condiciones contractuales lo permiten y las comisiones no lo desaconsejan (y a la espera de unas anunciadas compensaciones que no se conocerán hasta el próximo año), rescatar hoy un seguro de vida en forma de capital siempre que tenga más de cinco años de antigüedad es fiscalmente más rentable en 2006 que esperar a hacerlo en 2007. Recuperar el ahorro en estos días supondrá tributar por las ganancias a unos tipos efectivos, tras aplicar las reducciones vigentes (véase cuadro) entre el 3,75% y el 11,25%, según el nivel de renta de cada particular. En 2007, independientemente de éste se pagará un 18% de impuestos sobre los beneficios obtenidos. Lo mismo sucede con los seguros con más de dos años de antigüedad. En este caso, los tipos de tributación actuales oscilan, en función de los ingresos del particular, entre el 9% y el 27%. Deshacer posiciones en 2006 convendrá a quienes tengan tipos marginales efectivos por debajo del 18%, y no a quienes lo superen.

Deshacer posiciones en 2006 convendrá a quienes tengan tipos marginales efectivos por debajo del 18%, y no a quienes lo superen

No hay que olvidar, por último, que, en caso de no ser beneficios lo que genera el seguro, será más eficiente, fiscalmente, deshacer posiciones en 2006. Al ser considerados rendimientos negativos de capital minoran los ingresos totales por los que tributa el particular por lo que, en principio, Hacienda asume en 2006 hasta un 45% de las pérdidas mientras que en 2007 sólo se quedará con el 18% de las mismas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de diciembre de 2006