Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco encapuchados secuestran a un niño de 4 años en un chalé de Girona

Los Mossos vigilan las carreteras en busca de los captores, que iban armados con pistolas

Cinco hombres armados y con el rostro cubierto con pasamontañas irrumpieron ayer por la tarde en un chalé de las afueras de Begur (Girona) y secuestraron a un niño de cuatro años que se encontraba en compañía de su padre, un empresario de la construcción, según informaron fuentes de la Policía Local del municipio de la Costa Brava. Sobre la una de la madrugada se mantenían fuertes dispositivos de control en las carreteras catalanas para intentar localizar el vehículo de los secuestradores, una furgoneta de color oscuro.

El suceso tuvo lugar poco antes de las ocho de la tarde, mientras el padre del niño se encontraba en el interior del domicilio con su hijo. Los cinco hombres, armados con pistolas y cuchillos, entraron por la fuerza en el interior del domicilio y rociaron al padre con un espray de defensa personal que lo dejó aturdido.

Según la policía, los secuestradores tenían como objetivo el secuestro del niño, de nombre Marc y nacionalidad española, puesto que no registraron el domicilio en busca de objetos de valor. Según declaró el padre a la policía, los secuestradores hablaban en catalán pero tenían un acento extranjero que le hizo pensar que se trataba de magrebíes. En el momento en que los secuestradores irrumpieron en la vivienda, el padre se encontraba hablando por teléfono con su esposa.

Los Mossos d?Esquadra (Policía autonómica catalana) montaron dispositivos de control para localizar el vehículo antes de que pudiera llegar a un escondrijo, aunque también empezaron a barajar los posibles móviles que pueden empujar a una acción delictiva de este tipo. Entre las posibilidades que no se descartan está la de alguna venganza hacia la familia del niño o que los secuestradores tuvieran como objetivo reclamar de inmediato algún rescate por el pequeño, el denominado secuestro exprés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de diciembre de 2006