Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sangre para transfusiones disminuirá un 40% a partir del lunes por una huelga

La huelga indefinida convocada por los médicos del Centro de Transfusiones de Galicia a partir del lunes hará descender en un 40% las reservas de sangre que suelen llegar a este recinto dependiente de la Xunta. Así lo asegura el comité de empresa del centro, que ha convocado el paro para protestar por las condiciones laborales con las que la Consellería de Sanidade quiere integrar en el Sergas a los 31 facultativos que trabajan en este servicio.

La protesta que comenzará el lunes prevé paros de cuatro horas al día (dos por cada turno de trabajo). Los médicos dejarán de trabajar de 12 del mediodía a dos de la tarde y de 19 a 21 horas, las "horas punta" del servicio según Ana Seoane, representante de los trabajadores del Centro de Transfusiones de Galicia. Seoane asegura que, pese a la huelga, se garantizará que la comunidad gallega "no se quede sin sangre" durante el tiempo que dure la movilización.

Sanidade garantizará extracciones y reservas pese a ser una época de "máxima demanda"

El origen del conflicto entre los médicos del Centro de Transfusiones de Galicia y Sanidade está en el sistema establecido por la Administración autonómica para integrar al personal de este servicio en el Sergas, como se está haciendo con todos los trabajadores de las fundaciones sanitarias que creó en su día el Gobierno de Manuel Fraga. Los doctores del recinto se sienten "seriamente agraviados" porque, según su versión, son los únicos para los que se ha creado una categoría laboral nueva en la que sólo se exige la licenciatura en Medicina, sin ninguna especialidad.

El comité de empresa del centro considera que la Xunta "bloquea" las posibilidades de promoción de los médicos del servicio tanto dentro como fuera del Sergas.

La Consellería de Sanidade, por su parte, afirma que los médicos del Centro de Transfusiones pretenden aprovechar el proceso de integración en el Sergas de los trabajadores de las fundaciones sanitarias para mejorar su sueldo y condiciones laborales. Un portavoz del Gobierno gallego asegura que las demandas del comité de empresa son "ilegales" y que no cuentan con el apoyo de todos los facultativos del servicio. Sanidade admite que el paro se produce en una época "de máxima demanda" de sangre, pero que se garantizarán no sólo las extracciones sino también las reservas.

Ayer mismo Sanidade anunció la suspensión de la huelga convocada en los servicios de urgencias de los hospitales por el sindicato O-Mega. Según la consellería, la entidad que había organizado el paro para el lunes desconvocó la protesta sin que se produjera ninguna negociación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de diciembre de 2006