Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bolín homenajea a dos constructores detenidos en la operación Malaya

El alcalde de Benalmádena justifica las medallas en que "todos estamos imputados por algo"

Los constructores Rafael Gómez, Sandokán, y Cristóbal Peñarroya, fueron detenidos el pasado 26 de junio en la operación Malaya contra la corrupción en Marbella. El instructor del caso les acusa de haber pagado enormes cantidades de dinero bajo cuerda para obtener favores urbanísticos en el municipio. Cinco meses después, y apenas a 30 kilómetros de Marbella, el alcalde de Benalmádena, Enrique Bolín, les concedió ayer sendas medallas al Mérito.

Rafael Gómez y Cristóbal Peñarroya fueron ayer los protagonistas polémicos del homenaje que el Ayuntamiento de Benalmádena (45.686 habitantes) tributó a diez personas e instituciones "que destacan o han destacado por su contribución a la ciudad". Los dos empresarios flanqueaban al regidor independiente a la cabeza de la comitiva de agasajados, que recorrió, al son de un pasodoble, los 150 metros que separan la iglesia de la Inmaculada Concepción de la Casa de la Cultura, donde se celebró el acto de entrega de medallas, al que no acudieron representantes del PSOE ni de IU.

Enrique Bolín, consciente de la controversia política que ha generado el homenaje a dos constructores en libertad bajo fianza, señaló que "se premia a los promotores que han invertido dinero en Banalmádena y que han creado riqueza y puestos de trabajo". A renglón seguido añadió que "la Constitución Española [cuyo día se celebró ayer] dice que hay que respetar la presunción de inocencia".

El regidor no considera necesario dejar en suspenso el homenaje a los constructores hasta que un juicio dilucide si son culpables o inocentes del cargo de cohecho que les imputa el juez Miguel Ángel Torres. "Este juicio tardará años, puede tardar diez o doce años y a lo mejor no estamos en esta vida", señaló. Finalmente, Bolín añadió otro argumento sobre la oportunidad del tributo: "Todos estamos imputados por algo. Cualquiera puede hacer una denuncia ante el fiscal que puede ser escuchada y analizada. Diferente sería si estuvieran condenados".

Cristóbal Peñarroya, a quien el juez Torres acusa de haber pagado 35.500 euros al cerebro de la trama de corrupción marbellí, Juan Antonio Roca, a cambio de la aprobación de un convenio urbanístico, recibió la medalla al Mérito Mercantil porque "su relación con Benalmádena ha reportado a los ciudadanos mayor progreso económico y social" a través del complejo turístico Holiday World. A la entrada del acto, el empresario constructor retó al PSOE: "Si son tan valientes que digan lo que haya entre el alcalde y nosotros. A mí mis licencias y mis aprobaciones me las dio el PSOE. Yo he dado 500 puestos de trabajo y daré 500 más el año que viene. ¿Qué quieren, machacar al empresario?".

Por su parte, el empresario cordobés Rafael Gómez, acusado de entregar a Roca 600.000 euros en dos años, fue más comedido: "Yo creo que el alcalde, que es sensacional, ha querido darnos esta medalla y nosotros la recibimos con gusto", dijo. Gómez recibió la medalla al Mérito Social por la atención que reciben las personas sin recursos del municipio en el hospital privado Xanit, de su propiedad. La mirada que le ha valido a Gómez el sobrenombre de Sandokán surgió cuando se le preguntó si la medalla le sirve como consuelo por su detención en el caso Malaya: "No tengo nada de que consolarme. Estoy muy tranquilo y soy una persona normal".

El portavoz municipal del PSOE, Juan Cañete, aseguró que los honores a los constructores "nunca se han sometido a debate en una comisión municipal informativa ni en el pleno de la corporación". A pesar de ello, la agrupación municipal socialista felicitó por carta a los otros ocho homenajeados y se excusó por no asistir a la entrega de medallas.

El portavoz del PP, Jesús Fortes, señaló que "mientras exista la sombra de la duda sobre estos señores no es el momento más oportuno para darles homenajes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de diciembre de 2006