Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IVA de la construcción crece a menor ritmo que los precios

Hacienda recauda sólo un 62% más en los 10 últimos años

El IVA que Hacienda ingresa por actividades de construcción avanza a un ritmo muy inferior al de otros sectores. La recaudación en el segmento inmobiliario y constructor ha crecido un 62% desde que arrancó el boom, en 1997. Ese avance supone casi la tercera parte de lo que creció la recaudación total del impuesto. La existencia de operaciones que no se declaran al fisco puede explicar, al menos en parte, el desajuste.

La construcción ha sido uno de los motores de crecimiento económico en los últimos años. El sector en su conjunto (obra pública y privada) aporta un 14% al producto interior bruto y los precios de la vivienda se han más que duplicado desde 1997. Esas cifras, sin embargo, no se han trasladado con tanta intensidad a la recaudación por IVA, a juzgar por los datos de los que dispone la Agencia Tributaria. Lo ingresado por esas actividades sólo pesa un 9,22% sobre el total.

El IVA que Hacienda percibe por actividades de construcción e inmobiliarias ha crecido un 62%, un porcentaje muy moderado si se compara con el 165% que ha avanzado el total de este tributo. Más modesto resulta al contrastarlo con el del comercio, la actividad que más IVA recauda (ha crecido un 244% en ocho años).

La Agencia Tributaria argumenta que la recaudación por IVA no puede ligarse directamente a la evolución de los precios de la vivienda, pues el impuesto se abona por actividades de construcción en general (desde el hormigón que se utiliza en las carreteras hasta los andamios de una rehabilitación). Es decir, no sólo está incluido el precio final de la vivienda. Además, no todas las operaciones de compra y venta de inmuebles pagan IVA. Sólo tributa por este impuesto la vivienda nueva, con un tipo del 7%. Cuando es usada se abona el impuesto de transmisiones patrimoniales.

No obstante, sorprende que la actividad constructora quede rezagada respecto a la tendencia general. La proliferación de operaciones opacas puede explicar en gran medida esa contradicción. El sector inmobiliario es uno de los principales focos de dinero negro y concentra una buena parte de la labor investigadora de Hacienda.

Donde sí cobra gran importancia la construcción es en el número de declarantes. El sector se sitúa a la cabeza en los contribuyentes que pagan IVA, con el 35,76% del total. Es decir, existen muchos pagadores pero abonan cantidades inferiores a las de otros sectores.

En la recaudación total, el protagonismo corresponde a las grandes empresas, que ingresan más del 50% de todos los pagos de IVA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de diciembre de 2006