Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un arrestado interrogó a Trashorras en Avilés en 2004

Uno de los cuatro agentes arrestados es Antonio Jesús Parrilla Parrilla, quien estuvo en la Comisaría General de Información hasta diciembre de 2004, tras reclamar insistentemente al entonces titular de esa comisaría, Telesforo Rubio, el cambio de destino. Parrilla fue uno de los agentes que participó en las primeras reuniones en Asturias, el 16 de marzo de 2004, con José Emilio Suárez Trashorras, el minero que facilitó los explosivos del 11-M. De hecho, la propia policía investigó si fue quien filtró a El Mundo que el ex minero conocía a los etarras detenidos en febrero de 2004 cuando se dirigían a Madrid con una furgoneta bomba.

Parrilla viajó el 16 de marzo de 2004 a Avilés en la comisión policial encargada de investigar el origen de los explosivos usados en los atentados. La comitiva iba dirigida por el comisario Miguel Ángel Gamonal, quien era de la máxima confianza del entonces comisario general de Información, Jesús de la Morena.

Reuniones con Trashorras

El ahora detenido participó en las reuniones con Trashorras junto a Gamonal y el también policía José Manuel Ribera García. También participó en ellas el agente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Santiago Díaz. Fue durante esas entrevistas cuando el ex minero, ya el 18 de marzo, por consejo de su ya ex mujer Carmen Toro, muestra sus sospechas de que son "los moros" de Madrid con los que traficaba con drogas quienes habían perpetrado el atentado.

Gamonal y el agente del CNI hicieron sendas minutas sobre el contenido de las reuniones, en las que en ningún momento se cita que Suárez Trashorras se refiriera de alguna manera a ETA como posible autora de los atentados que el 11 de marzo causaron 191 muertos y miles de heridos. Esos informes obran en el sumario del juez Juan del Olmo.

Dado que el comisario y el espía negaron por escrito que el ex minero hablara de ETA, la propia policía sospechó de Parrilla como la persona que supuestamente había contado a El Mundo que Trashorras había contado que Jamal Ahmidan, El Chino, conocía a los dos etarras detenidos en Cañaveras (Cuenca) el 28 de febrero de 2004, cuando se dirigían a Madrid con una furgoneta cargada de cloratita. Esa misma noche había partido de Asturias la caravana comandada por El Chino con explosivos Goma 2.

Parrilla, además, fue uno de los controladores del confidente Cartagena entre octubre de 2002 y febrero de 2003, quien informó sobre la gestación de la trama islamista que acabó perpetrando el 11-M. Las notas internas sobre las conversaciones de Parrilla y otros agentes con Cartagena fueron publicadas íntegramente por El Mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de diciembre de 2006