Crónica:LITERATURA INFANTIL Y JUVENILCrónica
i

Premios para todos

El Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil del Ministerio de Cultura ha sido, en esta edición de 2006, para Fernando Marías (Bilbao, 1958), por su novela juvenil Cielo abajo (Anaya, 2005). Una estupenda novela, que ya había obtenido el año anterior el Premio Internacional de Literatura Infantil y Juvenil Anaya, y que sirve de ejemplo para demostrar que, bajo la etiqueta de "literatura juvenil" (en definitiva, un recurso comercial para orientar a los compradores), se esconde muchas veces la buena literatura, capaz de interesar a jóvenes y a adultos, que los prejuicios impiden valorar. El autor (premio Nadal 2001 con El niño de los coroneles; premio Ateneo de Sevilla 2005 con El mundo se acaba todos los días; premio Dulce Chacón 2005 con Invasor) es conocido también por su faceta de guionista (La luz prodigiosa) y por varias incursiones en la literatura juvenil (El vengador del Rif, La batalla de Matxixako, Los fabulosos hombres película, todas ellas en Anaya), que él prefiere denominar "para todos los públicos", alejándose de etiquetas reductoras. "Es curioso, pero las obras juveniles me dan una enorme libertad a la hora de escribir. Es como si no me sintiera tan en el punto de mira como con las convencionales. Pero en ambos casos es igual: escribo lo que deseo escribir y como deseo escribirlo. Eso es lo único que importa". Posteriormente, el editor es quien "clasifica" y publica las obras en determinadas colecciones.

Más información

Cielo abajo es, según palabras de Marías, "una novela épica sobre la batalla de Madrid y sobre los militares -en este caso aviadores- que la defendieron, en un bando, y la atacaron, en el otro. También es una historia de amistad y lealtad, una grande y trágica historia de amor, un homenaje a la figura del general republicano Vicente Rojo -y, a través de él, a las figuras de todos los que se mantuvieron leales a la legalidad republicana- y también un homenaje a las mujeres progresistas que proliferaron durante los años treinta, fueron aplastadas durante los años oscuros del franquismo y resurgieron, imparables, con las libertades recuperadas en la democracia". Muchos e interesantes ingredientes, bien organizados en una densa trama de amores, traiciones y lealtades, narrada con un estilo contundente y muy visual que intriga y atrapa al lector desde sus primeras páginas.

Cielo abajo. Fernando Marías. Anaya. Madrid, 2005. 216 páginas. 7 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de diciembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50