Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcalá tendrá la primera iglesia ortodoxa rumana de España

El municipio cede un solar de 1.000 metros

Alcalá de Henares

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares cederá una parcela de más de mil metros edificables a la comunidad rumana ortodoxa en esta localidad para la construcción de un templo, que será el primero de la Iglesia Ortodoxa rumana en España.

El alcalde alcalaíno, Bartolomé González, y el patriarca ortodoxo de París, monseñor Iosif, firmaron ayer en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares el convenio por el que el Ayuntamiento cederá los terrenos a la asociación rumana de la parroquia de San Jorge.

La futura iglesia será, en palabras del regidor, "un edificio emblemático que se construirá con la arquitectura ortodoxa tradicional y será un símbolo para la iglesia ortodoxa en España y también para la ciudad" que, por tradición histórica, es multicultural.

González informó de que este acuerdo de cesión, que en principio se hace por 20 años prorrogables por otros 20, tendrá que ser ratificado por el pleno municipal "y a principios de año podrán a empezar a disponer de la parcela".

La parcela estará ubicada en las proximidades de la plaza de toros y de un nuevo centro comercial, en proceso de construcción, con la que se da respuesta a la reivindicación de los miles de rumanos ortodoxos que residen en Alcalá de Henares que, incluso, recogieron firmas en su día para solicitar los terrenos al Ayuntamiento.

Monseñor Iosif agradeció la cesión "al Ayuntamiento y a los ciudadanos" y recordó que la iglesia, tanto en Rumania como en Alcalá de Henares, "es el centro de reunión de la comunidad rumana y queremos que sea un símbolo no sólo para los rumanos, sino de nuestra tradición ortodoxa aquí en España y también para la ciudad".

El patriarca ortodoxo de París no quiso hacer mención a la participación de los rumanos en la vida política "porque la implicación en la política pertenece a cada uno".

Directora de inmigración

El alcalde, no obstante, sí recordó que con el nombramiento de una directora general de Integración e Inmigración de origen rumano, Elena Román, aprobado ayer en la Junta de Gobierno Local. "Demostramos que no es imprescindible ir en una lista electoral para participar en la política municipal".

El templo ortodoxo se construirá con las aportaciones económicas que realice la propia comunidad rumana ortodoxa residente en Alcalá, donde la población rumana suma ya más de 15.000 personas, la mayoría ortodoxos practicantes, y en el resto de la Comunidad de Madrid.

Hasta ahora, los rumanos ortodoxos celebran sus oficios religiosos en la parroquia de San Jorge, cedida por el Obispado de Alcalá de Henares para este fin desde el año 2001.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de noviembre de 2006