Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP pide más competencias urbanísticas para el Estado

ERC propone que Baleares se defina "en el marco de la realidad nacional de los Países Catalanes"

La secretaria de política autonómica del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, avanzó ayer algunos de los ejes de la conferencia sobre política territorial, que planteará reformas de leyes e incluso de la Constitución, aunque de forma suave, para "reforzar las competencias del Estado que garantizan los principios de igualdad y solidaridad". La diputada señaló, aunque sin hablar expresamente de reforma constitucional, la de urbanismo, donde las competencias del Estado "son prácticamente nulas, sólo se refieren al régimen de valoración del suelo". La dirigente popular explicó que la Ley del Suelo del PSOE acabará probablemente con un recurso de inconstitucionalidad porque invade competencias autonómicas. Aunque no aclaró si su líder, Mariano Rajoy, avanzará esta propuesta de reforma constitucional en su discurso de este sábado, que cerrará la conferencia, fuentes del PP dicen que es una de las cuestiones en estudio.

El PP ha puesto el máximo interés en el documento que saldrá de la conferencia. Los dirigentes consultados asumen que las propuestas más rompedoras de reforma constitucional para blindar competencias de la Administración central se reservarán para más adelante, ya que cualquier polémica podría complicar las expectativas electorales en algunas autonomías.

Sáenz de Santamaría no aclaró hasta dónde llegará la propuesta, pero apuntó algunas ideas: reivindicó el informe del Consejo de Estado en el que se propone precisamente una reforma constitucional para blindar algunas competencias; señaló la necesidad de fortalecer los mecanismos de coordinación entre el Estado y las comunidades y aclaró su propuesta sobre competencias: "No se trata de recentralizar competencias, sino de delimitarlas. Identificar las que mejoren el núcleo irreductible que asegure la viabilidad de un Estado con capacidad de decisión, salvaguardándolo de las reivindicaciones permanentemente insatisfechas de algunos y de los agravios comparativos en los que se refugian otros. Hablo de la política exterior, de la seguridad y de la coordinación de situaciones de crisis".

Saénz de Santamaría concitó el apoyo de la plana mayor del PP: los números uno, dos y tres, Mariano Rajoy, Ángel Acebes y Eduardo Zaplana, y la presidenta autonómica y el alcalde, Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón. Sáenz de Santamaría (35 años), abogada del Estado, ha salido de su papel de principal asesora de Rajoy en la sombra para convertirse en su mano derecha, encargada de pilotar el complejo proceso de reformas estatutarias. Además, el líder le ha concedido el protagonismo máximo en la conferencia más importante de las cuatro que ha organizado el PP para explicar su alternativa.

Por otra parte, ERC presentó ayer en el Congreso 27 enmiendas al proyecto de reforma del Estatuto balear, entre las que propone que la comunidad se defina como nacionalidad histórica "en el marco de la realidad nacional de los Países Catalanes" y se creen "organismos comunes" con Cataluña y la Comunidad Valenciana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de noviembre de 2006