Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
La nueva legislatura catalana

CiU y el PP critican la falta de paridad en el Ejecutivo

Como no podría ser de otra manera, el principal partido de la oposición, Convergència i Unió (CiU) se lanzó a la yugular del nuevo Gobierno de la Entesa Catalana de Progrés para desautorizarlo desde el primer minuto de su existencia. Tras la toma de posesión de José Montilla como presidente de la Generalitat y la posterior divulgación de los 14 consejeros del Ejecutivo, el portavoz parlamentario de la federación nacionalista, Felip Puig, denunció ayer al nuevo Gobierno por haber creado la figura del vicepresidente, "ilegal" a su juicio, y por no haber respetado la paridad de sexos en el reparto de departamentos, al frente de los cuales hay sólo cuatro mujeres frente a diez hombres.

"La defensa del mito de la paridad se hace trizas en las manos de los partidos de izquierdas", criticó Puig, cuyos ataques no terminaron aquí. También arremetió contra Montilla por haber designado al hermano del ex presidente, Ernest Maragall, como consejero de Educación, decisión que interpretó como "moneda de cambio para compensar los sacrificios políticos de la saga Maragall".

También el Partido Popular censuró la falta de paridad en el equipo de Montilla, que atribuyó a una mayor preocupación por el equilibrio de poderes, y consideró la composición del Ejecutivo una "reedición pura y dura del anterior tripartito", en boca de Josep Piqué. Por estas razones, el dirigente popular no piensa conceder la tregua de los primeros 100 días de gracia al Gobierno.

PSC, ERC e ICV-EUiA

Los partidos que conforman el nuevo tripartito, PSC, ERC e ICV-EUiA, se mostraron satisfechos con la estructura del núcleo gubernamental. La socialista Manuela de Madre destacó la "experiencia" de sus miembros, a quienes erigió en "garantía de eficacia, rigor y capacidad de trabajo". En Esquerra, el portavoz parlamentario, Joan Ridao, aseguró que ayer se abría una nueva etapa con un Gobierno "más sólido, coherente y riguroso". Y los ecosocialistas de ICV-EUiA se mostraron confiados en que la nueva coalición de Gobierno "superará los errores" cometidos por el anterior tripartito, dijo su líder, Joan Saura.

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, deseó "el mayor de los éxitos a Montilla y a su equipo". El secretario general de UGT, Josep Maria Álvarez, aseguró que el nuevo Ejecutivo abre una nueva etapa "muy dirigida" a las políticas sociales. Y el alcalde de Barcelona, el socialista Jordi Hereu, confió en que en esta legislatura se alcancen "grandes acuerdos" en políticas territoriales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de noviembre de 2006