Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las bodegas del mecenas Güell, una joya por descubrir

En el Espai Gaudí no sólo se analizan las obras más famosas del arquitecto que le da nombre. También se reserva un lugar para dar a conocer monumentos suyos que todavía están por descubrir masivamente. Entre los últimos, destacan las bodegas Güell, ubicadas en el Garraf, al pie de la carretera que une Barcelona y Sitges. Este edificio, que en la actualidad está ocupado por un restaurante y la vivienda de su propietario, fue un encargo que hizo Eusebi Güell a Gaudí para conservar los vinos que se producían en su finca, unos caldos que no eran demasiado buenos, según señaló ayer Giralt- Miracle. Generalmente, la autoría de este edificio se atribuía, sobre todo, a Francesc Berenguer, discípulo de Gaudí, mientras que la intervención del genio se limitaba a la planificación. Por el contrario, el comisario de la exposición considera que la autoría de las bodegas se "debe atribuir en un 90% a Gaudí, y el resto a sus colaboradores". Uno de los tesoros que se mantiene allí en pie consiste en una capilla llena de preciosos objetos litúrgicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de noviembre de 2006