La recogida de basura causa en Vigo más ruido que la movida

Vigo

¿Qué hace más ruido, un camión de la basura o un grupo de jóvenes un sábado por la noche en la puerta del local de moda? En Vigo, no hay duda, los camiones de recogida de basura tienen el récord. El informe A contaminación acústica nocturna na cidade de Vigo lo deja claro: el máximo de decibelios medido por los técnicos alcanzó los 85, y fue en la calle Jacinto Benavente, llena de naves de empresas pesqueras.

Pero que nadie se engañe, la movida nocturna anda muy cerca de este récord. En la zona de Churruca, por ejemplo, los fines de semana se llegan a superar los 78 decibelios. El límite admitido antes de hablar de contaminación acústica es de 60. La contaminación acústica se dispara en las noches de fin de semana.

En una ciudad donde, según otro informe del Valedor do Cidadán, unos 3.000 jóvenes hacen botellón cada fin de semana, la calle comienza a rugir a medianoche, para no silenciarse hasta bien entrada la madrugada. Ni horarios de cierre, ni normativas antirruido, nada ha conseguido hasta ahora terminar con la contaminación acústica nocturna.

La alcaldesa de Vigo, Corina Porro (PP), anunció ayer que tomará medidas, como "diseñar y mejorar los recorridos de tráfico", pero también algunas que afectarán directamente a los hosteleros: el Concello va a modificar la ordenanza municipal "para declarar saturadas de ruidos las zonas de Inés Pérez de Ceta, Rosalía de Castro, Arenal, Churruca y Plaza de Portugal", que se unirán así al Casco Vello, "saturado" desde hace tiempo.

Luis Espada, que presentó ayer junto a la alcaldesa el trabajo sobre la contaminación acústica nocturna de Vigo, cree que la única forma de atajar este grave problema es "ser estricto en el cumplimiento" de la ordenanza municipal. El Valedor propuso además otras medidas, como la creación de "un centro municipal de acústica", que se encargaría de realizar el control de ruidos en la ciudad "como ya se hace en Madrid, Valladolid, Bilbao o Alicante".

La alcaldesa avanzó que el Mapa de Ruidos que ha encargado estará listo en mayo de 2007. Su finalización permitirá "diseñar acciones concretas" en las zonas más afectadas. En el informe se da una idea de cuáles son: Churruca, Arenal y las calles Rogelio Abalde y Pontevedra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 24 de noviembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50