Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía interviene la contabilidad secreta del jefe mafioso ruso

La documentación servirá para acreditar el blanqueo de capitales y los sobornos

La policía intervino abundante documentación sobre la contabilidad oculta de Zakhar Kalashov- jefe de la mafia rusa encarcelado en España desde el pasado junio dentro de la denominada Operación Avispa- en la redada practicada el pasado miércoles. Los responsables de la investigación, coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu y la Fiscalía Anticorrupción, confían en hallar pruebas del dinero blanqueado y de los sobornos.

La mayor parte de la contabilidad secreta de Kalashov, todo un ladrón de ley coronado, máximo rango mafioso en Rusia, se halló en el domicilio de dos de los detenidos: Oleg Vorontsov, ex asesor electoral del ex presidente ruso Boris Yeltsin afincado en Las Rozas (Madrid), y Carlos Fernández Asensio, funcionario de la Agencia Tributaria en Madrid que supuestamente se convirtió en su asesor para burlar al fisco y para gestionar el camuflaje de titularidades. La decena de detenciones y los siete registros -incluidos un despacho y una entidad bancaria- se produjeron en Madrid, Toledo y Málaga.

De dicha contabilidad secreta se infiere cómo, tras la primera acometida de la Operación Avispa en junio de 2005 contra esta poderosa mafia rusa, los ingenieros financieros de la red se pusieron manos a la obra para cambiar la titularidad de las empresas a través de las cuales operaba en España Kalashov para blanquear su ensangrentado patrimonio. Se trataba de traspasar su propiedad a una legión de testaferros para desvincularlas del capo. Esto aflora en el material hallado, que será cribado por los expertos de la Agencia Tributaria, cuyo estudio de los flujos económicos tiene mucho que ver con la precisión del golpe policial.

Entre los documentos intervenidos se espera hallar rastros documentales de un capítulo crucial de gastos de la cohorte de Kalashov en España: los sobornos. Ya se tiene acreditado el pago -presumiblemente más de 50.000 euros- a un funcionario de prisiones para, mediante el falseamiento de un parte médico del mafioso, lograr que Kalashov abandonara el régimen de aislamiento. El plan fue neutralizado con un cambio de prisión.

También se espera que la contabilidad, las grabaciones y las declaraciones puedan corroborar los indicios ya existentes de que Alexander Gofstein, también detenido en esta redada, visitaba a Kalashov en prisión no tanto como abogado -su defensa jurídica corre a cargo de letrados españoles- como para actuar de correo de la organización: informaba al capo y trasladaba sus órdenes a sus secuaces en Rusia. Gofstein es abogado de cargos de la petrolera rusa Yukos acusados de malversar y evadir al fisco más de 300 millones de dólares. Se le considera inspirador de una serie de maniobras internacionales para forzar la liberación de Kalashov. En este capítulo se anota el intento de soborno mediante un millón de euros a funcionarios de los Emiratos Árabes Unidos cuando fue detenido con el fin de frustrar su extradición. Los investigadores juzgan que Kalashov, desacostumbrado a pelear mediante pleitos jurídicos, había puesto en marcha un plan B para lograr su liberación por medios ajenos al proceso judicial. La importancia de Gofstein es tal en la trama mafiosa que la policía supeditó la redada a que él estuviera de visita en Madrid. Fue apresado en un hotel de lujo.

El resto de elementos detenidos tiene un papel menor. En su mayoría ejercen de testaferros (dos de ellos, Flor Casado y Ángel Blanco, fueron ayer liberados tras declarar). Dos miembros merecen atención: Ignacio Ballesteros -liberado tras testificar ayer-, empleado de banca que incumplió su deber de alertar sobre las decenas de operaciones sospechosas de blanqueo de esta red mafiosa que tramitó o conoció y asesoró a sus miembros sobre cómo utilizar los sistemas de cuentas con mayor opacidad posible para burlar al fisco. Y Mikhail Mdinaradze, secretario, chico de los recados y testaferro personal de lujosas viviendas de Kalashov. El dinero y el poder de Kalashov nacen del control que posee sobre diversos casinos en Rusia, amén de la ristra de delitos que se atribuye al quehacer profesional de su trama (secuestros, asesinatos por encargo, tráfico de armas, etcétera).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de noviembre de 2006