Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa compra 2.600 misiles anticarro de origen israelí

El Gobierno aprueba hoy un contrato de 325 millones con General Dynamics-Santa Bárbara

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar hoy el contrato de compra de 260 puestos de tiro y 2.600 misiles contracarro de medio alcance Spike, de la firma israelí Rafael, para el Ejército de Tierra y la Infantería de Marina, por 324 millones de euros. La decisión se tomó en marzo pasado, pero el contrato llega en un momento de recrudecimiento del conflicto en Oriente Próximo.

El contratista principal del misil será General Dynamics-Santa Bárbara Sistemas (GD-SBS) y el subcontratista para el puesto de tiro será Tecnobit. Ambas han llegado a un acuerdo con Rafael, propietaria del programa.

Se estima que el 60% del importe revertirá en la industria española. Santa Bárbara fabricará componentes del misil y hará la integración y pruebas finales del mismo en sus plantas de Oviedo y Granada, mientras que Tecnobit se responsabilizará de la producción, montaje y pruebas finales del puesto de tiro, incluida la cámara térmica, en su fábrica de Valdepeñas (Ciudad Real).

El Spike -un misil portátil del tipo dispara y olvida, capaz de corregir la trayectoria y con hasta 4.000 metros de alcance- fue seleccionado, tras competir con el estadounidense Javelin y el europeo Milan ER, por considerar que era el único que cumplía los requisitos operativos del Estado Mayor de la Defensa. Los misiles se entregarán entre los años 2008 y 2022, ambos incluidos.

Antes de que termine el año, el Ministerio de Defensa debe decidir el misil anticarro que equipará el Tigre, futuro helicóptero de ataque del Ejército de Tierra. También en este caso, el favorito es el Spike-ER, frente a sus competidores estadounidenses (Hellfire II) y europeo (LR Trigat).

El Consejo de Ministros también tiene previsto remitir hoy al Congreso el anteproyecto de ley de la Carrera Militar. Tras la reunión, el presidente del Gobierno, acompañado por ocho ministros, viajará a Badajoz para participar en la cumbre hispano-portuguesa. El titular de Defensa, José Antonio Alonso, abordará con su homólogo luso la posibilidad de que Portugal alquile algún canal del satélite español de comunicaciones militares Spainsat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de noviembre de 2006