Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Consell y PP arremeten contra el Gobierno por la "paralización"

El anuncio que el miércoles hizo el Gobierno de que la declaración de impacto ambiental del proyecto de ampliación del puerto de Valencia no estará hasta el año próximo, dada la complejidad del estudio, que entró a mediados de septiembre en el Ministerio de Medio Ambiente, provocó ayer una nueva reacción victimista del Consell y del PP, que convirtieron el anuncio una "paralización" de la obra y en un nuevo "agravio" del Ejecutivo central socialista hacia la Comunidad Valenciana.

El fuego victimista lo abrió Víctor Campos, vicepresidente del Consell, al afirmar que la "nueva paralización" del proyecto de ampliación del puerto supone una muestra de que el Gobierno central "no apuesta" por el "progreso" de la Comunidad Valenciana, en una "clara política de discriminación" respecto a otras comunidades, y avanzó que la Generalitat solicitará que "rectifique" esta actitud. "Es obvio y evidente que más allá de palabras huecas y sin ninguna consistencia, el Gobierno de España no apuesta por la Comunidad Valenciana", dijo Campos, ni "por sus proyectos de futuro y su progreso" en lo que supone, añadió, "una clara política de discriminación respecto a otras comunidades".

Joan Ignasi Pla dice que el proyecto "tiene que cumplir una serie de trámites"

Por su parte, Serafín Castellano, portavoz del PP en las Cortes, criticó al Gobierno por "discriminar, de forma evidente y palmaria", al puerto de Valencia en beneficio del apoyo "abrumador" que recibe el de Barcelona, pese al crecimiento del primero y a que en 2007 acogerá la Copa del América de vela. Y todo ello, aseguró, para hacer frente a "pagos políticos electores". También el consejero de Infraestructuras, José Ramón García Antón, terció en el asunto. "Primero nos dejaron sin agua, la alta velocidad tiene problemas de impacto ambiental y veremos cuándo lega, y ahora quieren también retrasar la ampliación del puerto".

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, también habló del puerto durante su intervención en la Noche de la Economía Valenciana, celebrada anoche en Feria Valencia, donde insistió en la importancia de empezar las obras de ampliación del recinto portuario en 2007 para no perder competitividad frente a Barcelona.

Joan Ignasi Pla, secretario general del PSPV, salió al paso de esta nueva aparición en tromba del Consell y del PP y afirmó que la declaración de impacto ambiental de un proyecto de las características del de la ampliación del Puerto de Valencia es un "trámite muy complejo" que "no se hace en 24 horas". Pla dijo que no le consta que "se haya paralizado absolutamente nada" en relación con el proyecto, que "tiene que cumplir una serie de trámites", uno de los cuales es la declaración de impacto ambiental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de noviembre de 2006