Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las universidades piden depender de la vicepresidencia para no estar con Turismo

Lluís Arola, ex rector de la Rovira i Virgili, candidato a dirigir el área

Los rectores catalanes siguen batallando para que las competencias sobre universidades no se integren en un macrodepartamento junto a materias que nada tienen que ver con ellas, como turismo, comercio e incluso industria.

Con vistas a la formación del nuevo Gobierno, las universidades han planteado a los partidos que negocian el futuro Gobierno tripartito que las competencias de universidades vayan a la vicepresidencia, que ocuparía Josep Lluís Carod Rovira. La propuesta se ha planteado como un "mal menor", han afirmado fuentes próximas a la Universidad. "Lo que no tiene sentido es estar en un departamento transversal lleno de competencias sin ninguna relación".

Para los rectores, lo óptimo sería que las universidades tuvieran un departamento propio, como ha ocurrido en los últimos años. Una segunda opción es continuar en el mismo departamento que Educación. Algunos rectores no dudan en alabar la labor del equipo encabezado por el secretario de Universiades, Joaquim Prats, durante estos meses de transición. Pero, descartada la posibilidad de que Universidades tenga departamento propio o que esté junto a Educación, las universidades prefieren depender de la vicepresidencia del Gobierno catalán. Las negociaciones se encaminan a que las competencias sobre las universidades recaigan en Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Todo menos integrarse en un macrodepartamento junto a Turismo y Comercio, además de Industria, que presumiblemente dirigiría el republicano Josep Huguet.

Recuperar el comisionado

La propuesta de que las competencias de universidades estén en un departamento sólo junto con las de industria suscita menos recelos. Por dos motivos: porque las competencias sobre investigación están vinculadas en ambas esferas y porque las universidades tienen pendiente de transferir más tecnología hacia las empresas. "En países del norte de Europa como Finlandia o Suecia las competencias de las universidades están junto con las de industria porque tienen puntos comunes", dicen las fuentes consultadas.

En este contexto, se empiezan a perfilar los candidatos para ocupar una secretaría de universidades o recuperar la figura del comisionado de esta área, que ya existió con los gobiernos de Jordi Pujol. El nombre que suena con más fuerza es el del ex rector de la Universidad Rovira Virgili, Lluís Arola, bien relacionado con Carod Rovira y valorado por los rectores.

Para ocupar el cargo, en medios universitarios también se baraja el nombre del rector de la UAB, Lluís Ferrer. Igualmente el del catedrático de matemáticas y actual senador de ERC Carles Bonet. Bonet une a su condición de docente universitario haber trabajado en la tramitación de la Ley de Reforma Universitaria.

En las sedes de los partidos el hermetismo es total. Uno de los negociadores consultados ha señalado que la adscripción de Universidades a la vicepresidencia está sobre la mesa, pero "no hay nada encarrilado" y todo puede cambiar hasta que haya Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de noviembre de 2006