Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gasolina es hasta el 6% más cara en Cataluña por la falta de competencia

Falta competencia en el mercado de gasolineras en Cataluña, y eso redunda en perjuicio de los consumidores, que pagan un sobreprecio en la gasolina que oscila entre el 2% y el 6%, de acuerdo con un estudio elaborado por la Universidad de Barcelona (UB) por encargo del Tribunal Catalán de Defensa de la Competencia.

Sólo dos enseñas -Repsol y Cepsa- acaparan el 55% del mercado de las gasolineras. La consecuencia es que existen zonas "con una altísima concentración de gasolineras de la misma marca, especialmente en áreas interurbanas y en la mayoría de las salidas de Barcelona", explicó ayer Joan-Ramon Borrell en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Borrell y Jordi Perdiguero, también profesor de la UB, analizan en el informe los precios de la gasolina de 95 octanos -la más consumida- en un total de 634 estaciones de servicio en Cataluña.

Las gasolineras de la misma marca se concentran en la mayor parte de las salidas de Barcelona

El consumidor acaba pagando entre 1,23 céntimos y 2,6 céntimos más, según el informe

Un estudio del Tribunal de la Competencia catalán cifra el sobreprecio entre el 2% y el 6%

Más caro en autopistas

Los resultados son reveladores. En un tercio de las estaciones de servicio -más de 200- el nivel de competencia es bajo, señala el informe solicitado por el Tribunal de la Competencia catalán. Cuando las distancias entre las gasolineras superan los siete minutos, el consumidor acaba pagando entre 1,23 céntimos de euros en las vías interurbanas y hasta 2,6 céntimos más en las autopistas.

Pero algunos casos son especialmente sangrantes. En las salidas de Barcelona predominan claramente las estaciones de servicio de Repsol. Pero "el ejemplo por excelencia" de esta posición de dominio es la autovía A-2, de Barcelona a Cervera, donde Repsol "controla una serie de gasolineras enlazadas" a lo largo de las localidades que atraviesa esta vía: El Papiol, Martorell, Igualada y la propia Cervera, sostiene Borrell. Los entornos de las capitales de Lleida y Girona adolecen también de falta de competencia.

El estudio denuncia prácticas oligopolísticas, como "la coordinación en la fijación de precios en las gasolineras de la misma marca". El presidente del Tribunal catalán de la Competencia, Lluís Franco, circunscribió ayer el informe a la "labor informativa" de este organismo, que en otros casos ha impuesto sanciones por prácticas restrictivas de la competencia, como en el caso de varias autoescuelas catalanas. Franco destacó la importancia del análisis llevado a cabo en este mercado, puesto que el gasto en combustible "supone el 3,65% del PIB de España y el 3,7% del de Cataluña".

Más operadores

Las recetas pasan por "introducir más competencia" en el mercado, según el autor del informe. Borrell recomienda "facilitar el cambio de los contratos de aprovisionamiento en exclusiva [una de las peticiones clásicas de los empresarios del sector] para favorecer la rivalidad en los mercados locales". Además, el estudio ve necesario reducir las barreras de entrada de nuevos competidores en las vías de mayor tráfico, e incorporar "criterios de competencia" en las concesiones administrativas de dominio público, junto a medidas como permitir una mayor instalación de gasolineras en centros comerciales. Básicamente, en hipermercados, pese a las reiteradas denuncias de competencia desleal hacia estos establecimientos. "Nada hace pensar que vayan a vender a pérdida sin que los mayoristas lo sepan", explica Borrell.

"La entrada de nuevos competidores difícilmente genera un riesgo de insolvencia para las gasolineras ya establecidas", a tenor de las conclusiones del informe, pero el mapa de precios sí varía considerablemente. Entre las 20 estaciones de servicio más baratas de España de gasolina 95 -publicadas diariamente por el Ministerio de Industria- aparecían ayer cinco gasolineras catalanas. Ninguna de ellas pertenece a uno de los grandes operadores: las tres más baratas son propiedad de Corporación Alimentària Guissona, y las dos restantes, del grupo de distribución Bon Preu.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de noviembre de 2006