Los escándalos urbanísticos

Paco el Pocero: "Nadie me dice cómo tengo que construir"

El dueño de la macrourbanización de Seseña reclamará 30 millones al alcalde de la localidad

Rodeado de sus hijos y hermanos, ante las fotos de sus nietos, el constructor Francisco Hernando, Paco el Pocero, defendió ayer la urbanización de 13.500 viviendas que construye en Seseña a la vez que arremetió contra el alcalde, Manuel Fuentes, de IU. "Me tiene que dar licencias de obra. Nadie me dice cómo tengo que construir. Puedo hacer 13.000 viviendas en tres años o en cinco, pero él me tiene que dar licencias", sentenció Hernando, que anunció una querella contra el alcalde por prevaricación, y una reclamación de 30 millones de euros por la caída de ventas desde que IU denunció el caso a la fiscalía.

Más información

Con un tono populista al estilo Jesús Gil, Hernando leyó su primera intervención: "Ha llegado el momento de desenmascarar de una vez por todas al alcalde, que se ha creado una película que sólo él se cree". "La denuncia es una patraña con una finalidad electoralista". "Fuentes miente y todo lo que ha dicho es mentira". "Sin duda será condenado por los tribunales". "Cuando llegué hace nueve años, en este pueblo sólo había un hombre con un carro tirado por un burro. El suelo estaba ahí para el que lo quisiera". "Todos los españoles tienen que estar orgullosos de esta urbanización", se explayó.

Después, su hijo Francisco Hernando criticó al alcalde por votar en contra de la urbanización (que salió adelante con los votos de los ediles expulsados del PSOE y del PP) a la vez que agilizaba los trámites para su construcción. Hernando hijo explicó que una tarde de enero de 2005, el pleno del Ayuntamiento aprobó la reparcelación de la urbanización con los votos en contra de IU. Según el promotor, a las nueve de la mañana del día siguiente el alcalde firmaba ante notario la reparcelación. "Sí que se dio prisa para algo que le parecía mal. Si yo he sido rápido, él ha sido Billy el Rápido", resumió.

Los Hernando aseguran que el ritmo de ventas de la urbanización se ha desplomado desde que en julio la Fiscalía Anticorrupción admitió a trámite la denuncia de IU por el plan. Por eso, anunció que le pedirá a IU una indemnización de unos 30 millones de euros, seis para una campaña de publicidad para restaurar la imagen de los pisos y el resto por las pérdidas sufridas. Además, anunció una querella contra el regidor por prevaricación al bloquear la recalificación de un polígono industrial y que ya tiene presentada una por injurias.

La urbanización está pendiente de que el Ayuntamiento licite la conducción para llevar el agua para las primeras viviendas. Hernando afirmó que en cuatro meses podría tener lista la conducción de agua para esos pisos (que entrega en 2007) si el alcalde da luz verde. Aunque la gran obra para llevar agua a la urbanización tardará dos años, el constructor afirmó que no existe problema de abastecimiento, ya que las viviendas se entregarán entre 2007 y 2017. El alcalde alega que puede haber problemas de suministro de agua y que hay un problema con la línea de alta tensión que atraviesa la finca y que no se puede soterrar.

El constructor no aclaró su supuesta amistad con José Bono y Eduardo Zaplana por ser "un asunto íntimo", aunque tras la conferencia de prensa sostuvo que no tiene relación con ninguno de ellos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 14 de noviembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50