El nuevo parque del Turia evita proteger suelo de cargos del PP

El ámbito previsto deja fuera varios PAI proyectados en Riba-roja

El trazado del nuevo parque natural del Turia deja fuera terrenos propiedad del alcalde de Riba-roja, del PP, y de varios de sus familiares, concejales del mismo partido. La montaña del Frare, junto a Porxinos, quedará protegida a excepción del suelo que posee la familia de Francisco Tarazona Zaragoza. Lo mismo ocurre en otros terrenos del término municipal. En algunos de ellos se han proyectado PAI.

Es el caso del programa de actuación integral conocido como Masia Traver II, que está previsto desarrollar junto al mismo río Turia. Y del llamado PAI del cementerio, una zona de relevancia ecológica en la que familiares de Tarazona han adquirido terrenos.

La coordinadora del Turia subraya que el Gobierno financiará el 70% del parque

El PSPV de Riba-roja denunció ayer que el proyecto del futuro parque natural -que se encuentra en fase de alegaciones y debería ser declarado como tal el 1 de enero de 2007- se preocupa de bordear las propiedades del alcalde y de sus allegados. Los socialistas consideran que las revelaciones respaldan la querella presentada por su partido contra Tarazona y varios de sus familiares por prevaricación, tráfico de influencias, malversación, fraude e información privilegiada en la aprobación del PAI de Porxinos impulsado por el presidente del Valencia CF, Juan Soler. Antes de la operación, calificada en su día por Soler de "pelotazo", varios familiares del alcalde, entre ellos su hija y sus sobrinos, adquirieron terrenos que se revalorizaron tras la aprobación del PAI y que son susceptibles de ser recalificados.

Esa posibilidad, señala Roberto Raga, secretario general de los socialistas de Riba-roja, es la que se mantiene abierta al evitar incluirlos en el parque natural. De hacerlo, la protección provendría directamente de la Consejería de Territorio y Vivienda, y quedaría fuera del alcance del Ayuntamiento permitir su urbanización. Raga se preguntó ayer "qué tiene que decir" al respecto el consejero Esteban González Pons.

Las denuncias de la oposición de Riba-roja no son las únicas críticas que está recibiendo el proyecto del titular de Territorio. La Coordinadora en Defensa de los Bosques del Turia, impulsora original de la protección de la zona, afirmó en un comunicado que el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del futuro parque se ha diseñado "para favorecer el crecimiento urbano", contraviniendo la propia legislación autonómica.

La coordinadora tachó de "ridícula" la inversión prevista para el parque en los próximos cinco años (19 millones de euros) dada su extensión (4.500 hectáreas) y las actuaciones necesarias para su regeneración ambiental. Y subrayó que más del 70% del dinero lo pondrá el Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 14 de noviembre de 2006.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50