Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Autostrade exigirá una indemnización por el bloqueo de Italia a la fusión con Abertis

El operador de autopistas italiano Autostrade exigirá una indemnización por los daños que le pudiera generar el decreto del Gobierno italiano en el que se dificulta su fusión con la española Abertis, tras considerar que supone una "medida de bloqueo" para la operación, según anunció ayer la compañía.

El decreto "en su forma actual", señala la compañía, supone "una medida de bloqueo para la finalización de la fusión", por lo que "el consejo de administración ha tomado la decisión de buscar la reparación de los daños potenciales".

A mediados de octubre, el regulador de autopistas italiano, Anas, informó a Autostrade de la limitación al 5% los derechos de voto de constructoras en concesionarias de autopistas, incluida en el decreto, dejaba de tener efecto. La aplicación del decreto dejaría sin poder representativo a ACS (accionista de Abertis) en el grupo resultante.

El 18 de octubre, la Comisión dictaminó que el Gobierno italiano había infringido con esta medida los principios de libre competencia y, el mismo día, Autostrade presentó una demanda ante un tribunal italiano en la que pedía la cancelación del decreto del Ejecutivo de Romano Prodi.

Junto a esto, Autostrade presentó resultados. La compañía obtuvo un beneficio de 550 millones de euros entre enero y septiembre, un 17% menos que en el mismo periodo de 2005.

La facturación aumentó un 6,7%, hasta 2.372 millones, después de que los ingresos asociados con su actividad en autopistas se elevaran un 6%, hasta 2.040 millones, gracias a un incremento del precio de los peajes acompañado de un incremento en el flujo de vehículos. El beneficio bruto de explotación se situó en 1.549 millones, un 7,2% más que en el mismo periodo del ejercicio pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de noviembre de 2006