Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres soldados de la OTAN mueren en un atentado en Afganistán

Tres soldados de la OTAN resultaron muertos y uno herido cuando el vehículo en el que patrullaban en Waygal, en la provincia nororiental afgana de Nuristán, fue alcanzado por la explosión de una bomba colocada en una cuneta de la carretera, según informó un portavoz oficial de la Alianza, que no facilitó la nacionalidad de los fallecidos, aunque la mayor parte de las tropas desplegadas en la zona son estadounidenses.

Los talibanes, que han reivindicado el ataque contra la patrulla, han intensificado este año la lucha, lo que ha sorprendido a los generales de la Alianza Atlántica que tomaron el mando de las tropas internacionales -cerca de 31.000 soldados-, hasta entonces en manos de Estados Unidos.

Más de 3.100 personas han muerto víctimas de la violencia en los últimos 10 meses. En Nuristán, además de los talibanes también actúan los partidarios de un líder extremista y los del señor de la guerra Gulbuddin Hekmatyar.

En otro incidente, otros dos soldados de la OTAN fueron heridos cuando un terrorista suicida hizo estallar la bomba que llevaba adosada en su cuerpo cerca de un convoy militar en la provincia de Ghazni, al suroeste de Kabul, matando además a un policía afgano.

La OTAN ha informado de importantes bajas entre los talibanes en una serie de ataques en el sur y este del país. El lunes pasado, las fuerzas internacionales mataron a 75 insurgentes en la provincia de Zabul, al sur, donde murió otro soldado de las fuerzas internacionales, y en la vecina Kandahar. Sin embargo, un portavoz talibán, Qari Mohammad Yusuf, aseguró que las bajas en las filas insurgentes fueron mínimas y que la mayor parte de las víctimas de esos ataques eran habitantes de las aldeas de la zona.

Afganistán vive actualmente uno de los periodos más sangrientos desde la caída del régimen talibán a finales de 2001, principalmente en el sur y en el este del país, zonas que pasaron a estar bajo mando de la OTAN en agosto y a principios de octubre, respectivamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de noviembre de 2006