Alerta por el cambio climático

Políticos en primera fila

El Gobierno británico dejó ayer claro que el informe de 700 páginas de sir Nicholas Stern -ex economista-jefe del Banco Mundial y uno de los más influyentes economistas del Tesoro británico- no es un mero ejercicio intelectual.

El informe fue encargado hace un año por el ministro del Tesoro, Gordon Brown, y ayer el propio Brown y el primer ministro, Tony Blair, flanquearon a Stern en el acto de presentación del texto.

Para dejar aún más clara la importancia política que el Gobierno británico le da al informe de Stern, la ministra de Exteriores, Margaret Beckett, acompañó a sir Nicholas en la conferencia de prensa que siguió al acto de presentación.

Aunque los logros del Reino Unido en materia de reducción de emisiones no están a la altura de las expectativas creadas, el Gobierno laborista de Blair ha situado el problema del cambio climático entre sus prioridades de la actual legislatura.

En el terreno de lo propagandístico, ayer se supo que el ex vicepresidente estadounidense y activo ecologista, Al Gore, asesorará a Londres en esa materia.

En el terreno de lo político, los británicos debaten ya públicamente sobre opciones concretas: mientras el ministro del Tesoro, Gordon Brown se inclina por el mercado de emisiones de carbono como herramienta principal, el joven ministro David Miliband defendía el domingo la creación de impuestos verdes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 30 de octubre de 2006.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50