Mango desbloquea una inversión de 360 millones para construir un centro logístico en Lliçà d'Amunt

La cadena de moda construirá dos almacenes más en el Vallès antes de 2010

La expansión de la cadena textil Mango -la más internacional de las empresas catalanas, con tiendas en más de 80 países- se deja notar en el Vallès, su comarca de origen. El grupo de Isak Andic suscribió el pasado viernes un acuerdo con el Ayuntamiento de Lliçà d'Amunt que supone el desbloqueo de una inversión de 360 millones de euros en esta localidad del Vallès Oriental para la construcción de un centro logístico de 200.000 metros cuadrados. La cadena tiene previsto abrir dos almacenes más en el Vallès el próximo año, con un total de 65.000 metros cuadrados, "imprescindibles para acompañar la expansión de la marca", explicó ayer su director general, Enric Casi, a este diario.

Mango tiene una red de 924 tiendas en 84 países y planea abrir 150 establecimientos al año en todo el mundo. Para llevar a cabo esos planes, la multinacional catalana ha puesto en marcha un ambicioso plan de crecimiento de su división logística, con un proyecto estrella. Tras siete años envarada, la cadena que dirige Enric Casi y el Ayuntamiento de Lliçà d'Amunt han desbloqueado la recalificación de unos terrenos que permitirán la construcción de un centro de 200.000 metros cuadrados -inicialmente estaban previstos 350.000- en varias fases, con una inversión de 360 millones de euros, el triple de lo previsto inicialmente.

La primera fase estará lista en 2010, con unos 100.000 metros cuadrados, y el proyecto, además de la superficie destinada a almacén, contará también con un centro comercial y un hotel. El grupo aún no ha decidido si explotará estos equipamientos directamente o cederá la gestión a terceros.

Retrasos

"El proyecto se ha demorado más de la cuenta y las necesidades del grupo exigen más inversiones en logística", afirmó Casi. A los 150.000 metros cuadrados de la sede de Palau-Solità i Plegamans se suman otros centros logísticos -Terrassa, Montcada i Reixac y Parets del Vallès- y el centro de diseño en la antigua fábrica de Samsung, en el mismo Lliçà d'Amunt. Mango prevé tener listos "dos almacenes más en el Vallès" a partir del próximo año, explicó el director general, con una superficie de 15.000 y 50.000 metros cuadrados, respectivamente. La cadena dispone también de almacenes en Nueva Jersey (Estados Unidos), Singapur y Hong Kong, y ultima la construcción de un nuevo centro en China para consolidarse en el mercado asiático.

El principal obstáculo a la construcción del centro de Lliçà es ahora el trazado del proyecto de la autopista de Tenes, que afecta a una parte del terreno, informa Europa Press. Casi aseguró que no habrá "mayores problemas" para modificar un proyecto que aún no tiene fecha de construcción. Fuentes del Ayuntamiento de la localidad del Vallès explicaron que han alcanzado un preacuerdo con el Departamento de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat para modificar el trazado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El propietario de Mango se hizo con un millón de metros cuadrados en Lliçà d'Amunt en 1999 -con CiU al frente del municipio- por 8,4 millones de euros. Pero cuando la cadena estaba ya en conversaciones muy avanzadas con el consistorio, ERC e ICV se hicieron con las riendas del Ayuntamiento y paralizaron el proyecto de Mango y otro del grupo Simón, con el objetivo de agrupar el suelo industrial en una sola área. A finales de septiembre, el pleno del Ayuntamiento de Lliçà aprobó la reordenación urbanística que afecta a los terrenos de Mango.

La compañía de Isak Andic ha abierto recientemente un local en el barrio neoyorquino de Soho, y sus planes prevén la apertura de una treintena de establecimientos en Asia a lo largo de 2007. El grupo cerró 2005 con una facturación de 1.144 millones de euros, con el 75% de los ingresos procedentes de los mercados internacionales. Además de sus planes en Asia, la compañía se ha centrado también en la expansión en Estados Unidos, con tiendas en Nueva York, Los Ángeles, San Francisco y Washington, y proyectos en Miami, Orlando, Chicago y Boston.

Sobre la firma

Claudi Pérez

Director adjunto de EL PAÍS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS