Protesta por las agresiones a profesores

Los profesores granadinos protestaron ayer contra las agresiones a los profesores y por la "poca operatividad" de las medidas adoptadas para evitarlas. Los alumnos y docentes del colegio público Arrayanes de Granada se concentraron después de que, el pasado jueves, una profesora fuera agredida por la madre de un alumno de infantil y amenazada de muerte por varios familiares.

Los escolares tomaron el patio del centro con una pancarta en la que podía leerse: "Contra la violencia en los centros. No más agresiones al profesorado". A la concentración se unieron pocos minutos después los alumnos y los profesores del Colegio San José, un centro vecino que también se encuentra enclavado en el barrio de Almanjáyar, uno de los más desfavorecidos de la capital. No fueron los únicos que mostraron su apoyo a la profesora agredida. Durante el tiempo de recreo los colegios granadinos realizaron una concentración silenciosa en protesta por la violencia en los centros, un hecho que, según el colectivo de profesores, "se sucede con impunidad y sin atisbos de solución", lo cual está provocando que "el divorcio entre docentes y administración se acreciente cada día más".

Además, como aseguró Mesa, el colectivo de profesores ha presentado una lista de posibles soluciones que no han encontrado respuesta por parte de la administración, entre las que se encuentran la de arbitrar un sistema para que la propia administración educativa pueda denunciar ante la justicia actuaciones que caigan en el campo penal o el "necesario reconocimiento" al profesorado como autoridad pública, de modo que las agresiones sean consideradas como delitos y no como faltas.

La consejera de Educación, Cándida Martínez, condenó la agresión, matizó que el ataque fue fuera del centro y ofreció todas las "herramientas" necesarias.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS