Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura y Guipúzcoa creen todavía viables los planes de Elorza para Aiete

Los planes del alcalde donostiarra, Odón Elorza, de crear un instituto de derechos humanos y construir una casa de cultura semisoterrada en el Palacio de Aiete no parecen correr peligro, ahora que el inmueble ha sido declarado monumento por el Ejecutivo y queda sujeto por tanto a severas medidas de protección. Éste es el mensaje que trasladaron ayer tanto el Departamento de Cultura como la Diputación de Guipúzcoa, las dos instituciones responsables de emitir informes ante cualquier intervención que se realice a partir de ahora en esos terrenos.

El Gobierno otorgó el martes la categoría de Bien Cultural Calificado al palacio y sus jardines, y estableció distintos niveles de protección según las zonas. Cerraba así un expediente incoado a solicitud de un grupo de ciudadanos y proyectaba algunas sombras sobre el plan de Elorza. Ninguna institución se prestó a despejar las incertidumbres hasta ayer. El primero en hacerlo fue el diputado general de Guipúzcoa, Joxe Joan González de Txabarri. "Se puede y se debe" encontrar "un punto de equilibrio que "permita la preservación de ese patrimonio y los usos debidos para la creación de una infraestructura dedicada a casa de cultura e instituto de derechos humanos", dijo en la rueda de prensa sobre la reunión semanal de su gabinete. "Entendemos que de los criterios sostenidos en los tres informes emitidos cabe encontrarlo y hay que hacer un esfuerzo", añadió.

Por el momento, ninguna institución está en condiciones de confirmar si el proyecto de Elorza es viable como está concebido. "Entramos en temas técnicos que requieren un estudio para buscar una vía que lo haga factible", apuntó a este periódico Arantza Arzamendi, directora de Patrimonio. Lo que sí recalcó es que la declaración no pone en cuestión que se dé otros usos al edificio, como tampoco ocurrió con el Palacio de Miramar, en su origen residencia real y hoy sede del Centro Superior de Música y de Eusko Ikaskuntza.

Zona norte

El decreto establece distintos grados de protección; la máxima, sobre el palacio. Otros puntos como la trasera del edificio, donde está prevista la entrada a la casa de cultura, están sujetos a unas condiciones que permiten mayores márgenes de actuación, según confirmó Arzamendi.

El equipo de gobierno municipal aún no se ha pronunciado sobre esta declaración que obliga a ajustar el proyecto de intervención en Aiete a nuevos parámetros. Elorza hablará hoy. Sí lo han hecho, en cambio, portavoces de otros grupos. Jaione Arratibel, de EA, valoró la calificación del conjunto palaciego como Bien Cultural por las garantías que ofrece para su conservación. Las declaraciones de María José Usandizaga, del PP, fueron en otro sentido: Aiete "necesita una casa de cultura", pero, para ella, el sitio es Jolas Toki.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de octubre de 2006