Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lafont apuesta por apurar hasta el final las opciones de salvar la "grave crisis" del CES

"Esto puede durar tanto un año como una hora", advierte el presidente del Consejo

El presidente del Consejo Económico y Social (CES) vasco, Antxon Lafont, se mostró ayer favorable a apurar todas las posibilidades para que los agentes sociales superen su "grave crisis", antes de que los partidos tengan que cambiar la ley que lo regula. Lafont ha cuestionado reiteradamente la utilidad y continuidad de un organismo bloqueado por el derecho a veto que tienen sus integrantes (patronal, sindicatos y asociaciones). En 2005 sólo elaboró un dictamen, y en 2006 "poco más", según fuentes del CES. "Esto puede durar tanto un año como una hora", advirtió.

En su comparecencia para presentar el contenido del segundo informe socioeconómico elaborado durante su presidencia, Lafont reconoció que los organismos socio-laborales vascos siguen sumidos en una "profunda crisis". De hecho, es el único de los presidentes de dichos órganos que continúa normalmente en el cargo.

ELA y LAB anunciaron el pasado día 12 su intención de renunciar a la presidencia de Hobetuz, la fundación vasca para la formación continua, por lo que adelantaron que en los próximos días dimitirá de su puesto Juan Cruz López, de LAB, que ocupaba el cargo por consenso de ambas formaciones. La presidencia de Hobetuz se ocupa de forma rotatoria por la patronal, los sindicatos y el Gobierno vasco. En el Consejo de Relaciones Laborales, su presidente, Martín Auzmendi, se encuentra a la espera de que se publique su cese en el Boletín Oficial. Auzmendi comunicó al lehendakari Ibarretxe su decisión dejar el puesto después de que el sindicato mayoritario, ELA, le retirase su confianza tras el proceso de mediación en la huelga más larga mantenida en el País Vasco, la de la multinacional alemana Pferd Ruggeberg, más conocida como Caballito.

Lafont, que renunció a su salario como presidente al ser nombrado a principios del pasado año, cree que, a pesar de todo, hay que intentar luchar hasta el final "para superar esta situación, para superar la grave crisis en los organismos que tendrían que ser de encuentro entre los diferentes agentes económicos y sociales".

Los partidos ya han planteado en el Parlamento vasco abrir una reflexión sobre cómo superar el bloqueo que se está produciendo en esos órganos. Lafont advirtió que si los actores sociales (los sindicatos y la patronal) no toman medidas "los políticos de nuevo entrarán para modificar la ley, que no ha dado resultado".

En este sentido, aseguró que todavía hay cosas que hacer para intentar hasta el final salvar una situación sobre la que, sin embargo, no es demasiado optimista. "Las mismas causas producen los mismos efectos", apuntó. Con un presupuesto de dos millones de euros, en 2005 el CES sólo consiguió aprobar uno de los tres dictámenes que se le solicitaron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de octubre de 2006