Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agirre tendrá que pedir ser eximido de saber euskera para ser candidato del PNV alavés

La Asamblea Nacional del PNV tendrá que eximir a Xabier Agirre del conocimiento del euskera para que pueda ser candidato a diputado general alavés en los comicios de 2007, ya que incumple la condición de ser euskaldun que impone el plan de normalización linguística del partido, aprobado el año pasado. Además de pedir ese levantamiento por parte del máximo órgano del partido, Agirre tendrá que seguir un plan de formación que le conduzca al dominio de la lengua en el plazo que fije una comisión técnica peneuvista.

La propuesta hecha por la ejecutiva alavesa de que Agirre sustituya a Álvaro Iturritxa como candidato del PNV a diputado general tendrá que pasar ahora el filtro del largo proceso interno, con dos vueltas de votación en las bases. Una vez que el proceso concluya a primeros de diciembre, la asamblea regional tendrá que pedir a la nacional que posponga el condicionamiento del euskera para Agirre, un derecho que asiste a todos los aspirantes a cualquier puesto.

El candidato, de 55 años, se ha dedicado profesionalmente a la política de la mano del PNV desde que presidió la ejecutiva alavesa en los primeros años 80, pero no se ha euskaldunizado. Por edad, en estos momentos estaría exento de la obligación de aprender el idioma, pero hay candidaturas que no admiten exención y la de diputado general es una de ellas.

Seguidor de Egibar

Agirre deberá acogerse a la disposición adicional del plan interno de normalización que reza: "Durante los primeros cuatro años de vigencia del presente plan, la Asamblea Nacional podrá, a petición de la asamblea competente en cada caso, posponer excepcionalmente y de manera individualizada, la exigencia de acreditación de conocimiento del euskera, a condición de la puesta en marcha de un plan de formación individualizado, a cuyo cumplimiento en un tiempo tasado deberá comprometerse formalmente, en su caso, la persona candidata". La Comisión Nacional de Garantías certificará después, previo informe del servicio técnico de euskera del EBB, el aprendizaje efectivo del candidato.

Agirre es administrativo de profesión y fue empleado de la Caja de Ahorros de Vitoria. Se liberó de su trabajo al ser elegido presidente de la ejecutiva alavesa a principios de los años ochenta. En condición de tal era miembro de la ejecutiva nacional, el EBB, del que fue secretario y portavoz durante los años de la crisis que condujo a la escisión de EA. Entre 1990 y 1999 fue viceconsejero de Interior y después trabajó como asesor de Agricultura.

Agirre no resultó elegido en las últimas elecciones autonómicas, ni en las de 2001, pero ocupó un escaño al dimitir en 2004 Emilio Olabarria y en 2005 el consejero de Interior, Javier Balza. Pertenece a la ejecutiva alavesa y al sector que lidera Joseba Egibar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de octubre de 2006