Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:BRIAN CROWLEY | Eurodiputado irlandés | El proceso para el fin del terrorismo

"En Irlanda muchos criticaron a los que hablaron con los terroristas"

La Unión por la Europa de las Naciones, que agrupa a un puñado de formaciones conservadoras -como la posfascista italiana Alianza Nacional- copatrocinó con los populares europeos un texto de oposición al proceso de paz. Sin embargo, su presidente, el abogado irlandés Brian Crowley, pronunció un emotivo discurso a favor del diálogo político y del proceso de paz español. Y votó, al igual que otros cuatro miembros de su partido, a favor de la propuesta socialista y en contra de la popular. Crowley, miembro del gubernamental Fianna Fail, sostiene que lo importante es apoyar a los que buscan una salida pacífica al conflicto aunque implique sentarse "con el enemigo más amargo".

Pregunta. Usted ha pronunciado en la Eurocámara un alegato a favor del diálogo y se ha distanciado de las tesis de los populares, con los que han lanzado una iniciativa contraria al proceso de paz del Gobierno de Zapatero.

Respuesta. Soy irlandés y tengo conocimiento de las dificultades que supone hablar con gente que se opone al Estado de derecho. El objetivo último es salvar vidas, eliminar las causas del conflicto y permitir a todas las personas que forman parte del proceso participar en él.

P. ¿Qué lecciones se pueden extraer del proceso de paz irlandés?

R. Hay cosas que podemos aprender de lo que pasó en Irlanda, aunque los procesos no son iguales. Mi mensaje es que la gente que trata de hacer la paz atraviesa dificultades y nosotros apoyamos a los que quieren buscar una salida pacífica. En Irlanda, mucha gente criticó a los que hablaron con los terroristas, pero al final, hay que hacer la paz con el enemigo más amargo. Hay gente que sufre y eso no lo podemos olvidar. Si no encontramos una solución política, habrá más gente que sufra en el futuro.

P. La Eurocámara votó en 1993 una declaración de apoyo al proceso de paz en Irlanda del Norte. Ahora, los populares con los que ustedes se alinean en su propuesta, sostienen que es una manera de internacionalizar el conflicto y, por tanto, de colmar las aspiraciones de la ilegalizada Batasuna. ¿Qué piensa usted?

R. Estamos ante un proceso. Es normal que lo discutamos aquí en el Parlamento Europeo, pero son los europeos los que tienen que encontrar una solución.Brian Crowley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de octubre de 2006