Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cierra la fábrica de lápices de colores Alpino en Sant Just

La emblemática marca de lápices de colores Alpino ha dejado de producir en la fábrica de Flamagas en Sant Just Desvern (Baix Llobregat), cuyo cierre se produjo el pasado verano, han informado fuentes sindicales.

Pese al cierre, de momento los sindicatos no tienen constancia de que haya desaparecido la marca Alpino como tal y no descartan que su producción se traslade a China.

El cierre de la fábrica, que empleaba a unos 48 trabajadores, implicó el despido de la mitad de la plantilla y la recolocación de la otra mitad, informó ayer El Periódico de Catalunya.

Las condiciones de despido han consistido en indemnizar con 45 días por año trabajado hasta un máximo de 42 mensualidades y ya se han aplicado, al igual que el traslado de empleados a otras localizaciones de la empresa, perteneciente al grupo Puig.

Los traslados han sido a una fábrica situada en Llinars del Vallès (Vallès Oriental) y a oficinas de Barcelona. La fábrica de Llinars también está incorporando la producción de la línea cosmética de Sant Just Desvern, pero no la de lápices Alpino, la razón del cierre de la planta. Flamagas adujo como motivo la imposibilidad de competir en costes con el mercado asiático en la producción de lápices.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de octubre de 2006