Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La compañía aérea propiedad de Grefusa compra 24 jets en Brasil

São Paulo

La compañía aérea de jets privados Wondair, propiedad del grupo alimentario Grefusa -con sede en Alzira y dedicada a la distribución de aperitivos, patatas fritas y frutos secos- ha firmado un contrato con el constructor aeronáutico brasileño Embraer para la compra de 24 aviones Phenom 100, por un valor de 70 millones de dólares (55,7 millones de euros) a precio de catálogo, y con entregas previstas a partir de mediados de 2009, según informaron ambas compañías.

El contrato contempla la posibilidad de convertir parte de los pedidos de Phenom 100 a Phenom 300, y opciones para otros 12 Phenom 100, un modelo ligero que comenzará sus operaciones a mediados de 2008. Wondair, que facilita jets privados a viajeros de negocios, quiere contar con una flota de más de 45 aviones para 2011 y con seis bases de operaciones en España. Actualmente cuenta con dos jets para el transporte de pasajeros y su base de operaciones es Manises. En menos de una década, Wondair ha crecido a un tamaño similar al de Grefusa, en términos de ingresos, y ha contratado a más de 200 personas en los últimos cinco años. La empresa también cuenta con un negocio de handling, que espera siga creciendo junto al negocio principal. Para 2012 prevé que los jets dejen ingresos anuales en torno a 120 millones de dólares (95,5 millones de euros).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de octubre de 2006