Sebastián augura que habrá cuatro o cinco grandes grupos energéticos en la UE

El director de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno, Miguel Sebastián, manifestó ayer, en una reunión con periodistas de información económica, que en la Unión Europea habrá "entre cuatro y cinco grupos energéticos" en el futuro. Sebastián se basó en las experiencias de otras partes del mundo y en la necesidad de encontrar un tamaño apropiado de esos grupos para poder competir. También dijo que no se va a entender un grupo sin tener integrado el gas y la electricidad. No aventuró la formación de esos grupos, pero vaticinó que alguno tendría que cubrir el sur de Europa.

Sebastián abordó el proceso de compras y adquisiciones que vive el sector en España. En ese sentido, manifestó que era lógico que las compañías españolas pudieran acabar en manos de un grupo extranjero; pero destacó que "las constructoras no quieren", resaltando que son, junto a los bancos, las que tienen posiblidades de comprar. Varias firmas del sector de la construcción se han hecho fuertes en empresas energéticas (Acciona, en Endesa; ACS, en Iberdrola y Unión Fenosa, y, recientemente, Sacyr Vallehermoso, en Repsol YPF) y pueden jugar un papel decisivo en ese esquema trazado por Sebastián, que opina que solas no pueden quedarse.

La entrada de las constructoras ha calentado los conflictos ya entablados entre la alemana E.ON y la española Gas Natural por el control de Endesa. Ahora se suma Acciona. Otros grupos europeos también tienen puesto el punto de mira en España y bucean en el mercado para crecer.

Viaje de Enel

Uno de ellos es el italiano Enel, cuyos responsables viajaron ayer a Madrid, donde se entrevistaron con el ministro de Industria, Joan Clos, por la mañana, y con el propio Miguel Sebastián por la tarde. A pesar de que los responsables de Enel se trasladan con frecuencia a España, donde cuentan con la filial Viesgo (opera en Cantabria y parte de Asturias) y comparten una empresa de energías renovables con Unión Fenosa, el viaje recibió el impulso del primer ministro italiano, Romano Prodi, tras regresar a Roma de su visita a España. Según fuentes cercanas a las partes, las conversaciones giraron en torno al marco regulatorio español y en el interés por aumentar la presencia en España a través de su filial Viesgo.

El presidente de Enel, Piero Gndi, y el consejero delegado, Fulvio Conti, que estuvieron acompañados por su hombre en España, Miguel Antoñanzas, se interesaron por la situación del sector. El grupo italiano no ha descartado nunca la posibilidad de participar en los procesos de compras y llegó a denunciar la discriminación que se hacía a las demás compañías en la oferta de Gas Natural sobre Endesa, por vender activos sólo a Iberdrola. Enel quiso crecer en Francia mediante la compra de Suez en un intento que fue frenado en seco por el Gobierno francés, que propició la fusión de ésta con Gas de France.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS