_
_
_
_
Reportaje:Mini 2006

El Mini, aún más sofisticado

Marcos Baeza

Aunque a primera vista parece igual, BMW ha actualizado a fondo el Mini con resultados positivos. El diseño apenas varía, como era de prever en un modelo que se ha convertido en un icono estético y del que se llevan vendidas 875.000 unidades en todo el mundo desde su lanzamiento en 2001, pero tanto el interior como la mecánica suponen una gran evolución. Al acceder a bordo se aprecia una mayor calidad, y al volante tiene un tacto más fino y mejores prestaciones y consumos, gracias, sobre todo, al estreno de los nuevos motores desarrollados por la marca alemana. El Mini transmite ahora la suavidad y consistencia de los coches exclusivos, y muestra un comportamiento más cómodo sin sacrificar la agilidad. La renovación se completa con una oferta más extensa de accesorios opcionales como el acceso y arranque manos libres.

El Mini 2006 se lanzará en España el 16 de noviembre, aunque primero sólo en versiones Cooper (1.6 de 120 CV) y Cooper S (1.6 turbo de 175 CV), con unos precios desde 19.350 y 24.400 euros. En marzo de 2007 llegará el relevo del One, con motor 1.4 de 95 CV; en junio, el del diésel, que estrenará una mecánica más potente que la actual, y más adelante saldrán las carrocerías cabrio.

El nuevo utilitario de BMW mide 3,7 metros de longitud, ocho centímetros más, y tiene un frontal seis centímetros más largo y dos más alto para amortiguar mejor el impacto en caso de atropello y cumplir la nueva normativa de protección de peatones que entrará en vigor en 2008. Además, la zaga ha crecido dos centímetros para mantener las proporciones y compensar la línea.

Gasta entre uno y dos litros menos

Los cambios más importantes están en la mecánica. La nueva dirección y los retoques aplicados en las suspensiones mejoran el confort sin penalizar el dinamismo: ahora es igual de ágil, pero filtra mejor los baches y tiene reacciones más progresivas. Y los nuevos motores 1.6, desarrollados por BMW y Peugeot-Citroën, superan claramente en todo a los actuales, de origen Chrysler, e incluyen inyección directa de gasolina y cambio manual de seis marchas. Aparte de potenciar las aceleraciones y la velocidad, ofrecen un funcionamiento más refinado y reducen el consumo: 1,1 litros menos en el Cooper y 1,7 en el Cooper S.

El Cooper S añade un nuevo tipo de turbo, denominado Twin Scroll, que resulta tan suave como poderoso: empuja con energía desde 1.000 vueltas y convierte el Mini en uno de los mejores utilitarios deportivos del mercado. Las dos versiones cuentan como opción con un cambio automático accionable desde el volante.

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

El equipo de serie es correcto e incluye ABS, seis airbags, neumáticos antipinchazos Run Flat, aire acondicionado, radio-CD y llantas de aleación en el Cooper. El Cooper S suma una decoración específica (llantas, doble salida de escape), control de estabilidad, climatizador, ordenador, asientos deportivos y volante multifunción.

MEJOR DISEÑO Y ACABADO, Y ALGO MÁS DE ESPACIO

EL INTERIOR es, junto con la mecánica, lo que más cambia en el Mini 2006. El salpicadero conserva el mismo estilo, pero, aparte de resultar más vistoso y ordenado, aporta una calidad superior. Estrena muchos elementos: volante, los dos relojes circulares, las salidas de ventilación y la consola central, que es más estrecha y amplía el espacio para las piernas delante. También son nuevos los asientos, que recogen mejor el cuerpo y refuerzan el confort. Y todos los materiales y ajustes están más cuidados. Además, se ha modificado la posición de algunos mandos que quedaban poco a mano, como el botón para regular los retrovisores (ahora está en la puerta del conductor) o las palancas que abaten las butacas delanteras para acceder atrás (pasan a la parte superior del asiento, junto al reposacabezas).

El Mini 2006 ha crecido ocho centímetros en longitud, pero seis se pierden en el frontal sin mejorar la habitabilidad. Los otros dos se han utilizado para ampliar la zona trasera y aumentan ligeramente el maletero, que pasa de 150 a 160 litros: ahora caben dos maletas pequeñas, como las que suelen llevarse como equipaje de mano en los aviones. Al abatir los respaldos posteriores, que quedan más planos que antes, la capacidad de carga aumenta a 680 litros.

Los dos asientos traseros siguen siendo justos para adultos, pero han recibido retoques que permiten acomodarse algo mejor: la parte posterior del respaldo de las butacas delanteras es blanda y ya no molesta en las rodillas, y los nuevos paneles laterales con apoyacodos aumentan la anchura.

NUEVOS EQUIPAMIENTOS

LA LLAVE manos libres (primera foto), que permite abrir y arrancar el coche sin sacarla del bolsillo, es una de las nuevas opciones del Mini. Cuesta 530 euros, pero aunque es cara, resulta práctica. El navegador, ya disponible en el modelo actual, es más avanzado y ahora va integrado en el velocímetro, que cambia de diseño al incorporar este extra. Cuesta 2.439 euros con radio-CD y ordenador de viaje incluidos. El techo solar (1.007 euros) y el kit bluetooth para teléfonos móviles (615) son otras alternativas disponibles.

Los conductores más dinámicos cuentan con opciones como la suspensión deportiva (201 euros) y el botón sport (127 euros), que agiliza la respuesta de la dirección y el acelerador para potenciar las sensaciones al volante. Y para los compradores más exigentes se ofrecen múltiples posibilidades de personalización: llantas, diferentes tapicerías de cuero, volantes en madera y hasta una iluminación interior que va cambiando de color.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Marcos Baeza
Redactor de Motor, especializado en producto y tecnología. Ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS, desde 1998, ligado siempre al automóvil. Sigue la actualidad del sector, prueba los nuevos modelos que llegan al mercado y analiza las tendencias y tecnologías asociadas, como la nueva movilidad eléctrica.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_