Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Derrotada la petición para subir las ayudas por hijos

Tres días después de que el Consejo de Gobierno aprobase el segundo Plan de Apoyo a las Familias 2006-2010, el pleno del Parlamento debatió ayer un aumento de las ayudas por hijos. La iniciativa partió del PP, que la registró en enero, cuando aún no se había aprobado el plan y, por lo tanto, tenía plena vigencia y actualidad. Sin embargo, el debate se produjo ayer, con nueve meses de retraso y a destiempo, reflejando la disfunción en la tarea de la Cámara. Al menos, sirvió para que los partidos de la oposición hiciesen ver al Gobierno su descontento con la elaboración del documento, ya que no se ha contado con ellos para nada, y expresaron su confianza en que cuando se debata en la Cámara puedan introducir algunas mejoras. La iniciativa de los populares contó con el respaldo del PSE, pero resultó insuficiente ante los votos del tripartito.

La proposición del Partido Popular era muy ambiciosa, ya que planteaba ayudas al segundo hijo de 1.800 euros anuales durante diez años y de 2.200 para el tercero y siguientes hasta que cumplan los 18 años. Para los partos múltiples (dos hijos o más), situaba la cantidad en los 1.800 euros por hijo durante diez años.

El plan del Gobierno otorga ayudas desde el primer hijo hasta el tercero y siguientes. En el caso del tercero y sucesivos, supone 1.100 euros al tercer hijo el primer año y 400 los siguientes. La ayuda se extiende durante siete anualidades. Para la parlamentaria del PP y autora de la propuesta, Arantza Quiroga, con las subvenciones que recoge el plan del Ejecutivo no llega ni para comprar los pañales de los bebés. Además, recalcó que las ayudas destinadas a conciliar la vida laboral y familiar están "congeladas" con relación al año pasado y ni siquiera han subido el IPC.

La parlamentaria popular también acusó al Gobierno de "hacer trampas", pues de los 2.780 millones de euros consignados para toda la vida del plan, la mitad corresponde a políticas fiscales donde el Gobierno "no tiene competencias. Dan la mitad de lo que prometen".

Las representantes del tripartito que participaron en el debate se defendieron recordando que hace cuatro años no existía ningún tipo de ayuda como las que se conceden ahora. Reconocieron que las subvenciones deben aumentar para llegar a la convergencia con los países de la Unión Europea, aunque puntualizaron que no se trata de un plan natalista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de septiembre de 2006