La investigación del peor atentado de la historia de España

Los peritos admiten ante Garzón que el ácido bórico no sirve como explosivo

El comisario de policía científica insiste en que el vínculo entre ETA y el 11-M carece de rigor

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón preguntó anoche a cuatro miembros de la Policía Científica sobre los posibles usos como explosivo del ácido bórico, sustancia hallada en la casa de uno de los procesados por el 11-M. Los tres peritos que firmaron un borrador de informe que vinculaba ETA y el 11-M por este producto admitieron que el ácido bórico no es un componente de los explosivos y que sólo han hallado en Internet que en determinadas circunstancias podría servir como estabilizante. Preguntados si alguna vez habían observado ese uso, reconocieron que jamás en su vida profesional lo han visto.

Más información

Ante el magistrado comparecieron anoche el comisario jefe de la Policía Científica, Miguel Ángel Santano, y los tres peritos que elaboraron un primer informe sobre el ácido bórico encontrado en la cocina del domicilio en Lanzarote de Hassan el Haski, el procesado por los atentados del 11 de marzo de 2004, cuyos compañeros de piso aseguraron que lo usaban como insecticida para cucarachas.

Santano llegó a la Audiencia Nacional sobre las 17.00 y salió de allí pasada la medianoche. A las 2.30 terminaron de declarar los tres policías firmantes del informe que relacionaba ETA y los islamistas del 11-M por la presencia de ácido bórico en el piso de unos etarras en 2001 y tres años después en la casa de El Haski.

Los policías, químicos de formación, aseguraron que el ácido bórico -una sustancia muy común usada como matacucarachas y antiséptico- no tiene usos como explosivo pero que en determinadas circunstancias y mezclado con determinados componentes, podría servir como estabilizante de los explosivos.

Garzón les preguntó si en algún momento de su vida profesional habían visto tal utilización. Los peritos admitieron que jamás lo habían observado y que sabían de esa posible aplicación a través de Internet. Santano insistió en que si quitó la referencia a ETA del borrador del informe es porque no era rigurosa, sino una simple elucubración. Aseguró que podía hacerlo porque lo que sus subordinados le dieron no era un informe, sino sólo un borrador.

Garzón ha citado para hoy al jefe de sección de la Unidad de Análisis de la Policía Científica, Francisco Ramírez, quien firmó un segundo informe sobre el ácido bórico intervenido a El Haski, que fue el que se incorporó al sumario del 11-M. También ha llamado al secretario general de la Comisaría General de Información, quien solicitó el informe.

El borrador de los tres químicos aseguraba que la mera presencia del ácido bórico en el domicilio de El Haski, en el piso que el comando Madrid alquiló en 2001 en Salamanca y en casa de un joven antisistema en Madrid en 1999 los vinculaba entre sí. Los firmantes admitían que no tenían idea de para qué lo tenían, pero especulaban que podía servir para enmascarar explosivos.

Los peritos hicieron esa información, pese a que en ningún atentado cometido en España se ha encontrado ácido bórico. Tampoco se ha utilizado para ocultar el olor de los explosivos. La Audiencia de Madrid, cuando juzgó al antisistema, despreció la presencia de ácido bórico en su casa.

El ácido bórico es un componente de un explosivo usado en la II Guerra Mundial llamado boracitol, que está compuesto por TNT y ácido bórico. Existen siete informes en el mundo sobre el uso explosivo del ácido bórico, frente a más de 100.000 que limitan sus propiedades a antiséptico, matacucarachas, a combatir el mal olor, entre otras. Un informe estadounidense de 1972 explica que el boracitol es el explosivo que más rápido desaparece si se entierra, precisamente por tener ácido bórico. En los primeros meses pierde el 70% de su capacidad explosiva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de septiembre de 2006.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50