Barajas registra retrasos medios de 20 minutos en el primer día de nuevas operaciones

Los retrasos estaban esta vez previstos y se cumplieron sin demasiados inconvenientes para los pasajeros. El aeropuerto de Madrid-Barajas tuvo ayer retrasos en las llegadas de 20-22 minutos de media, según fuentes de AENA y de los controladores aéreos, que afectaron al 60% de los aterrizajes. Los despegues en cambio pudieron realizarse con retrasos inferiores a 15 minutos en el 95% de los casos, hasta las siete de la tarde.

La causa de las demoras reside en las nuevas rutas, que dibujan un doble pasillo aéreo sobre el cielo de la capital. Los controladores empezaron ayer a acostumbrarse a la nueva forma de operar de modo que cuando se incremente la capacidad de 78 a 90 operaciones por hora (a partir del 29 de octubre) tengan dominados los nuevos procedimientos.

Para este periodo de rodaje, se ha reducido en un 10% el número de aviones que puede gestionar, sobre todo en los aterrizajes, hasta el próximo martes en principio. Así que se informó a Eurocontrol para que retrasase las salidas de los vuelos y ordenase el flujo de vuelos con ese criterio. Con esa reducción se trata de reducir algo la carga de trabajo en la torre de control para asegurar que no se produzca un colapso si surge alguna dificultad con el nuevo sistema. "Podría ser un poco peligroso", señala Rafael López, portavoz del sindicato de controladores.

El buen tiempo ayudó, pero una avería en el radar del control aéreo de Portugal a mediodía hizo temer por la tranquilidad de la jornada. Finalmente sólo retrasó (hora y media) un vuelo a Miami, según López.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de septiembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50