El ex dueño de Quality Food recibe otro contrato del Gobierno bajo una nueva denominación

El Ministerio del Interior ha adjudicado el contrato de servicios de alimentación para los internos en el centro penitenciario de El Dueso (Santoña, Cantabria) a la empresa Brássica Group S.A., con sede en San Fernando (Cádiz). Según consta en el registro mercantil, el presidente de esta compañía es Manuel García Gallardo, ex presidente del grupo Quality, contra quien la abogacía del Estado ha presentado varias querellas por fraude y apropiación por su relación con la Zona Franca gaditana.

No es el primer contrato que recibe García Gallardo por parte del Estado que, a través de su anterior empresa, Vega la Apreciada, también había recibido adjudicaciones para suministrar la comida en campamentos militares, centros de internamiento de extranjeros o residencias de acción social. El PSOE de Cádiz había anunciado en abril que daría aviso a los ministerios para que adoptaran medidas que impidieran a García Gallardo obtener nuevos adjudicaciones públicas.

El Boletín Oficial del Estado publicaba el pasado miércoles 27 de septiembre la resolución por la que la que se hacía pública la adjudicación del contrato de servicios para la ejecución de la prestación de servicios de alimentación de los internos del centro penitenciario de El Dueso. Según fuentes sindicales de esta prisión, la empresa Brássica Group realizó una prueba en las instalaciones y sus responsables quedaron "muy satisfechos". El importe de la adjudicación asciende a 401.320 euros. Según las mismas fuentes, Brássica comenzará a trabajar en el penal en unos 15 ó 20 días.

Según consta en el registro mercantil, la empresa Brássica Group S.A. es la actual denominación de Vega la Apreciada & Global Rest S.A., que ya había obtenido varios contratos de Defensa o Interior.

García Gallardo, ex militante del PP, se dio a conocer en Cádiz como impulsor del grupo Quality, una empresa de servicios alimenticios, que los dirigentes populares defendieron entonces como un "modelo empresarial". La Zona Franca de Cádiz participaba de ella en un 24% hasta que en diciembre de 2003 se hizo con el 51% de las acciones. Desde entonces, se han sucedido los litigios después de que los responsables del recinto fiscal gaditano detectaran sonadas irregularidades en la gestión de Quality Food, que han causado, según las estimaciones realizadas, un agujero económico de 30 millones de euros en la Zona Franca. Un agujero que podría agrandarse si se confirma la sentencia que ha valorado en más de 13 millones de euros esta compañía y que podría obligar al Consorcio a pagar unos 12 millones de euros a García Gallardo.

El recinto fiscal gaditano trata ahora de desprenderse de los activos que aún posee del grupo Quality. El comité ejecutivo de la Zona Franca aprobó ayer la firma de un acuerdo con la empresa Caladero, distribuidora de pescado de la cadena Mercadona, que se instalará en la nave de Quality Fish, en El Puerto de Santa María.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de septiembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50