Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una instalación de Txomin Badiola recorre el "viaje de vuelta" de la escultura a la imagen

El artista es el invitado a la exposición audiovisual de los alumnos de Bellas Artes

Txomin Badiola se ha sumado este año a los 90 alumnos de la Facultad de Bellas Artes de la UPV que exponen sus trabajos con nuevas tecnologías en una exposición audiovisual. La muestra, abierta en la sala bilbaína del BBVA (Plaza de San Nicolás, 4) hasta el 14 de octubre, cumple 19 ediciones con un centenar de trabajos entre instalaciones multimedia, vídeos y fotografías, en una cita ya considerada "clásica" por su coordinador, el catedrático Josu Rekalde. Dos collages, mezcla de imágenes y texto, componen la instalación de Badiola Imaginar es malinterpretar.

Badiola plantea un "juego", como explicó ayer él mismo, a través de 11 fotografías collage acompañadas por otros tantos textos con la misma técnica. A través de estos elementos, en principio inconexos, intenta mostrar los límites del texto y de la imagen y las dificultades de análisis y comprensión de dichos lenguajes.

El artista bilbaíno explica en el catálogo de la muestra que, después de un largo periodo dedicado en exclusiva a comisariar, se vio envuelto en una vorágine de imágenes que le llevó a cubrir su estudio con fotografías, fotocopias, textos ampliados, anotaciones, etcétera. Gracias a ello surgió "de forma tan natural como inesperada" una serie de construcciones que han desembocado en lo que ahora muestra. "La instación Imaginar es malinterpretar surge en el viaje de vuelta de las esculturas hacia las imágenes", afirma Badiola, quien plantea un juego entre imágenes y textos con el objetivo de revelar las contradicciones ante los límites de la interpretación.

El autor pensó en construir para esta muestra una obra en la que se utilizarían "muchos de los aspectos que tienen que ver con lo audiovisual, pero sin el audio ni la imagen en movimiento, una manera de estar sin estar". El resultado es una instalación compuesta por 11 textos de autores conocidos y otras tantas fotografías realizadas a base de crear "falsos collages de imágenes, que en muchos casos tienen que ver con la historia del arte", comentó. Esta selección de imágenes y su utilización fuera de su contexto original, explicó Badiola, hace que de alguna manera las estemos "malinterpretando".

Pese a combinar imágenes y textos, el artista considera el trabajo una única instalación en la que el hilo argumental "pertenece al estatuto del espectador y no al del que lo hace".

La exposición audiovisual que organiza la Facultad de Bellas Artes desde 1987 se ha convertido en un "clásico" y en ocasiones ha sido tachada incluso de "antigua", dijo su coordinador, Josu Rekalde. Recordó que cuando se realizó la primera de estas muestras se les consideraba "extraterrestres", al utilizar esas nuevas formas entonces en el arte.

Evolución

Con respecto a lo que este año se presenta, Rekalde señaló que cada año hay más audiovisuales, una tendencia que no es privativa de los alumnos de Bellas Artes de la universidad pública, sino que responde a una tendencia general. Para el director de Comunicación e Imagen del BBVA, Javier Ayuso, esta cita artística anual ha ido experimentado la evolución propia de los avances de los soportes de las nuevas tecnologías.

Ocho fotografías realizadas por los recién licenciados en Bellas Artes, diez instalaciones multimedia y 70 trabajos entre videocreaciones, animación y ficción componen la 19ª Exposición Audiovisual. "Se trata de una oportunidad única para que los jóvenes artistas salgan del ámbito académico y tengan una presencia real en la ciudad y frente al público". Rekalde comentó que las instalaciones multimedia de este año resultan "menos objetuales" y "más audiovisuales" que en ediciones anteriores y se aventuró a señalar como la tendencia actual la de una "falsa ficción". De este modo, el autor trabaja con una serie de elementos y deja al espectador que acabe la interpretación. "El hecho de interpretar es lo único que nos queda", indicó el responsable de la muestra.

Como actividad complementaria, los próximos 5 y 6 de octubre la Facultad de Bellas Artes de la UPV acogerá unas jornadas sobre arte, televisión e Internet con el objetivo de conocer si se puede enseñar arte a través de la pequeña pantalla y no sólo informar sobre el hecho artístico. Las charlas contarán con la presencia de diferentes especialistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de septiembre de 2006