Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ebbers ingresa en prisión por el fraude de WorldCom

El juez dicta prisión de seis años para el director financiero de Enron

Bernard Ebbers, ex consejero delegado del gigante WorldCom, ingresó ayer en la cárcel para empezar a cumplir la sentencia de 25 años de cárcel que se le impuso en julio de 2005 por el papel que desempeñó en la trama financiera que llevó al colapso de la telefónica. En paralelo, el ex director financiero de Enron, Andrew Fastow, era condenado en Houston a seis años por el fraude en la eléctrica.

Ebbers, de 65 años de edad, debía haber ingresado en prisión en octubre de 2005. Pero logró prolongar la batalla legal hasta que un tribunal de apelaciones le negó el derecho para recurrir el castigo que le ha impuesto la justicia.

El ejecutivo pasará así el resto de sus días en la cárcel por su participación en la trama contable que permitió ocultar un agujero de 11.000 millones de dólares (8.620 milllones de euros), que arrastró a la compañía de telecomunicaciones hacia la suspensión de pagos y acabó con los ahorros de miles de inversores en el mes de julio de 2002, siete meses después del derrumbe de Enron. Se cierra así uno de los capítulos más negros de la historia financiera de Estados Unidos.

El "pez gordo" de la trama contable, considerado en los buenos tiempos como el gran revolucionario del sector, cumplirá pena en un centro penitenciario de Luisiana del que no ha informado hasta última hora.

Venta de propiedades

Antes de que cruzara los muros del correccional, Bernard Ebbers negoció la venta de sus propiedades, en concreto unas tierras de cultivo que estarán a partir de ahora en manos del inversor Georges Soros. La conocida como Angelina Plantation es una de las más importantes en Estados Unidos.

Los cerca de 32 millones de dólares (25 millones de euros)que obtendrá de la operación irán destinados a compensar a los afectados por el fraude, que se suman a los multimillonarios desembolsos que se comprometieron a abonar los bancos por animar a los inversores a hacerse con títulos de WorldCom.

Bernard Ebbers dimitió como consejero delegado de la compañía en abril de 2002, tres meses antes de destaparse el escándalo. El jurado popular que examinó el caso le acusó en marzo del año 2005 de haber cometido nueve delitos criminales, por fraude financiero, conspiración y falsedad documental. La red de telefonía de WorldCom está ahora en manos de Verizon. Durante el boom tecnológico, la compañía valía 180.000 millones de dólares (141.000 millones de euros). Casualidades de la historia, en Houston, el ex director financiero de Enron, el otro gran protagonista de la era de los escándalos corporativos, recibía condena por el fraude que llevó a la desaparición de la eléctrica en diciembre de 2001.

Críticas a los bancos

Andrews Fastow, de 44 años, aprovechó para acusar a Merrill Lych, Credit Suisse, Royal Bank of Scotland y Barclays de formar parte de la trama que permitió ocultar el estado real las finanzas del grupo energético tejano.

Fastow pasará seis años, cuatro menos de lo que pactó con la fiscalía para evitar una pena mayor a cambio de cooperar con la justicia.

Durante el juicio, el responsable de las finanzas de Enron testificó contra los que fueron sus antiguos jefes, el fundador Kenneth Lay y el ex consejero delegado de la eléctrica Jeffrey Skilling. Pero no dijo nada sobre los bancos. Lay falleció en julio pasado, dos meses después de ser considerado culpable del fraude. Skilling recurrió el veredicto del jurado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de septiembre de 2006