Roca intervino en la compra de terrenos protegidos en Cartagena

La Operación Malaya amenaza un gran proyecto urbanístico en Murcia

Una de las mayores operaciones urbanísticas de Murcia está amenazada por la investigación judicial de la corrupción en Marbella. Lo Poyo es un polémico proyecto de Cartagena (Murcia) de recalificación de unos terrenos protegidos. En 2004, los terrenos fueron vendidos por 213 millones a sociedades del empresario vasco Javier Arteche. En la compraventa de terrenos, la investigación judicial ha hallado indicios del pago de dos millones de euros por parte de una sociedad de Roca en la fase de intermediación.

La Kutxa (caja de ahorros de Guipúzcoa), que aportó en buena medida los fondos para esta gran operación inmobiliaria, ha optado por disolver nueve sociedades que tenía con Arteche para la promoción urbanística de esa zona ante la posibilidad de que el caso de la corrupción en Marbella acabe salpicando a su socio.

Roca, el ex asesor urbanístico de Marbella y supuesto cerebro de la red de corrupción investigada por Anticorrupción, planea sobre la macrourbanización de Lo Poyo. El número máximo de viviendas que se pueden levantar en Lo Poyo y en otra urbanización próxima, Montemayor, alcanza las 15.000. La Kutxa y Arteche destinaron a la compra de terrenos 213 millones de euros y se preveía una inversión de otros 1.000 para la construcción de las viviendas.

En enero de 2005, la finca Lo Poyo obtuvo una declaración favorable de impacto ambiental, y nueve meses después inició su reclasificación el Ayuntamiento de Cartagena (PP). La última palabra para dar luz verde a esta recalificación la tiene el Gobierno regional (PP). A juicio de los investigadores y del PSOE, suscita sospechas el hecho de que el desembolso de 213 millones -amén del pago de Roca- para comprar los terrenos ocurra en marzo de 2004, cuando estaba prohibida su urbanización por sentencia judicial por carecer de informe medioambiental y un año antes de su aprobación por el Ayuntamiento.

El hallazgo en un registro de un apunte contable del pago de casi dos millones de euros por una sociedad de Roca a un intermediario en la venta de los terrenos de Lo Poyo y Montemayor ha alimentado la sospecha de que el imperio murciano del ex gerente de Urbanismo marbellí se extiende a operaciones que hasta el momento se creían ajenas a sus manejos. Hasta hoy sólo se le atribuía en la región un hotel, una finca (La Loma) y dos urbanizaciones en Los Alcázares. Antonio Armengol, el vendedor de los terrenos, consultado por este diario, elude clarificar detalles: "Hace muchos años. Sólo me acuerdo que vendí a unos vascos". Preguntado si esos vascos estaban representados por Javier Arteche, responde: "Sí, era ése".

Arteche figura recurrentemente en los papeles del sumario de la Operación Malaya, pero hasta la fecha no ha sido imputado. Roca ha declarado que ha realizado negocios con él; Arteche es un habitual de sus agendas y alguna de sus empresas (Obarinsa, por ejemplo) figura como beneficiaria de convenios urbanísticos denunciadas por irregulares por el interventor de Marbella.

Terrenos de la finca Lo Poyo, donde está prevista una gran operación urbanística, en el Mar Menor (Murcia).
Terrenos de la finca Lo Poyo, donde está prevista una gran operación urbanística, en el Mar Menor (Murcia).T. C. F.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción