Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer hombre con trasplante de pene exige que se lo quiten

Un equipo de médicos chinos ha llevado a cabo el primer trasplante de pene, con éxito médico. Pero el paciente lo rechazó dos semanas después por cuestiones psicológicas. El hombre, de 44 años, quedó con un órgano sexual de un centímetro de longitud a causa de un accidente de coche. No podía orinar ni mantener relaciones sexuales. Tras 15 horas de operación, le trasplantaron el pene de un hombre 20 años más joven en situación de muerte cerebral. Era la primera vez que alguien recibía el órgano sexual de otra persona.

Díez días más tarde, el hombre era ya capaz de orinar con normalidad y el órgano recibía una buena cantidad de sangre. Sin embargo, pidió que se lo quitaran, y así se hizo. No lo reconocía como suyo. Su mujer también participo en la decisión, según informa el diario británico The Guardian. El caso aparecerá el próximo mes en la revista European Urology.

No es la primera vez que alguien no puede acostumbrarse a vivir con un órgano externo que sabe ha pertenecido a otra persona. En 2001, Clint Hallam, un neozelandés de 50 años al que le habían trasplantado la mano derecha de otro hombre, pidió que se la quitaran. No soportaba tener la mano de un extraño, que había acariciado y tocado cosas y personas que él desconocía. El reciente trasplante de cara de una mujer francesa, sin embargo, a finales del año pasado, no ha planteado por ahora problemas de este tipo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de septiembre de 2006