_
_
_
_
_
Reportaje:MOTOS | Buell Ulysses XB12 X | PRUEBA

La Buell de campo

La marca norteamericana lanza una original moto de turismo que permite salir del asfalto

LA BUELL ULYSSES es una moto de turismo que por sus características puede circular también fuera del asfalto, pero no está pensada para afrontar situaciones complicadas en el campo. Tiene un precio de 12.995 euros y, al igual que los demás modelos de Buell, muestra una marcada personalidad que refleja las prioridades de su diseñador. Así, ofrece un reparto de masas muy centralizado para mejorar el comportamiento, con un chasis monocasco que sirve de depósito de combustible y un basculante también hueco que hace de cárter seco para el aceite del motor.

Las líneas de la Ulysses permiten reconocer fácilmente el sello de Buell, aunque monta unas suspensiones de mayor recorrido y es más alta que sus hermanas. Lleva también un manillar ancho y elevado con protectores en los puños para evitar romper las manetas en las caídas. Y el guardabarros delantero va separado de la rueda, como en las motos de campo, para que no acumule barro. Por lo demás, la cúpula, que hace de pantalla, lleva una rejilla de protección para los faros que es una de sus señas de identidad y termina de definir una imagen de todoterreno.

La Ulysses mantiene el estilo de las Buell en una interpretación campera.
La Ulysses mantiene el estilo de las Buell en una interpretación campera.

MOTOR HARLEY DAVIDSON

Como todas las Buell, la Ulysses monta un motor de la serie Sporster de Harley Davidson, aunque con tantas modificaciones que, salvo los cárteres, apenas queda nada del original. Este bicilíndrico en V a 45º de 1.204cc refrigerado por aire rinde 100 CV a 6.200 vueltas, pero su punto fuerte es el par o fuerza de empuje, 11 mkg. Así, destaca por su elasticidad a bajas revoluciones y se estira poco a alto régimen. Equipa un cambio de cinco marchas con transmisión por correa dentada de material sintético, que no exige mantenimiento y está garantizada de por vida.El bastidor y el basculante son de aluminio y hacen de depósito de combustible y aceite, respectivamente. Y los frenos incluyen un disco delantero periférico, es decir, anclado directamente a la zona exterior de la llanta. Es una solución poco habitual, pero permite que los radios de la rueda y el buje puedan ser más ligeros, aunque en este caso llevan unos refuerzos para asegurar su fiabilidad en un uso intensivo fuera del asfalto.

MEJOR EN ASFALTO

La publicidad de la Ulysses asegura que no exige detenerse cuando se termina el asfalto, pero es sólo una verdad a medias. Esta moto lleva unos neumáticos con un dibujo más profundo de lo habitual y las suspensiones tienen algunos milímetros extra de recorrido, pero es una trail pensada para la carretera. Y es que, al igual que sucede con los todoterrenos de lujo, los estudios realizados entre usuarios de estas motos indican que apenas recorren un 10% de los kilómetros fuera del asfalto. Y la Ulysses se desenvuelve de maravilla en este piso. Así, donde muestra sus argumentos más poderosos es en su faceta rutera como moto de turismo, con un comportamiento típico de las Buell: reacciones sanas y divertidas en casi todos los trazados, sobre todo cuanto más virados y tortuosos sean.El objetivo de Buell al lanzar la Ulysses era superar la barrera del asfalto, y lo que ha logrado es ofrecer una excelente moto multiuso. Y es que en la práctica sólo permite salir de la carretera para recorrer caminos y pistas de tierra si están en buen estado.

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_